Buscar

Vatican News

Michael Czerny S.J. toma posesión como Cardenal de su parroquia

Michael Czerny S.J., el jesuita checo-canadiense a quien el Papa Francisco creó Cardenal el pasado 5 de octubre de 2019, asumió como párroco titular de San Miguel Arcángel, una iglesia ubicada en Pietralata, Roma.

Ciudad del Vaticano

Este domingo 19 de enero, en una ceremonia especial seguida por una Misa, el Cardenal Michael Czerny S.J. tomó posesión de la iglesia de San Miguel Arcángel —ubicada en el barrio de Pietralata, a las afueras de Roma—, cuyo título le fue concedido por el Papa Francisco cuando fue nombrado Cardenal, en octubre de 2019.

Acogida en la parroquia

El encuentro solemne comenzó con una procesión de entrada en la parroquia, a la que asistieron numerosos feligreses de la comunidad. El párroco, Don Gianmarco Merlo, hizo la presentación oficial del Cardenal a todos los fieles presentes, a lo que le siguió el tradicional asperges (bendición con agua a los fieles) y una adoración en el altar. A continuación, se dio lectura al decreto de titularidad de la parroquia y después de la Misa, ya en la sacristía, se firmó la toma de posesión entre el Cardenal y el párroco con miembros de la comunidad como testigos.

Los restos de un barco utilizado por migrantes

En su homilía, el cardenal Czerny afirmó: “La asignación de una iglesia en Roma a un nuevo cardenal en diaconía por parte del Santo Padre es un signo de participación en la preocupación pastoral del Papa en la ciudad que, con él, se extiende por toda la tierra a todos los pueblos”.

También recordó la fuerte presencia de la experiencia de los migrantes en su vida: “En la primera lectura el profeta Isaías expresa una promesa y un compromiso, que me siento dirigido a mí. El Señor me ha dicho: "Tú eres mi siervo, Israel, sobre el cual manifestaré mi gloria". Ahora me ha hablado el Señor, que ha formado a su siervo desde el vientre de su madre para llevarle a Jacob e Israel, pues yo había sido honrado por el Señor y Dios había sido mi fuerza.

Mi cruz pectoral fue hecha por el artista siciliano Domenico Pellegrino. Tomó la madera de los restos de un barco utilizado por los migrantes para cruzar el Mediterráneo desde el norte de África en un intento de llegar a Lampedusa. La madera nos recuerda la cruz en la que Jesús, el Hijo de Dios, fue crucificado para quitar los pecados del mundo”.

La experiencia de ser parte de una familia de migrantes

Y añadió el Cardenal: “El origen de la madera refleja la huida de mi familia y mis responsabilidades actuales en la Sección de Migrantes y Refugiados. Las grietas en la pintura roja y en la madera recuerdan las heridas, el sufrimiento, la sangre derramada en la crucifixión de Cristo, que se renueva cada vez que el mundo olvida la compasión y la justicia. El color más claro - en la parte superior - indica la resurrección de nuestro Señor y Salvador y la plenitud de vida que Él ha venido a traer.

Mi familia de cuatro personas huyó de la Checoslovaquia de la posguerra. Llegó a Canadá por barco en el año 1948, mil novecientos cuarenta y ocho. Esta experiencia de vida nuestra fue prematuramente inmortalizada en el Vuelo a Egipto pintado sobre vidrio por mi abuela materna, Anna Hayek Löw”.

Escudo de armas

“Mi escudo de armas, afirma el Cardenal, muestra un barco con una familia de cuatro personas - una imagen de muchos refugiados y migrantes que hoy en día viajan en barco. La barca es también una imagen tradicional de la Iglesia como la Barca de Pedro, que tiene el mandato de Nuestro Señor de "recibir al extranjero" (Mateo 25:35), independientemente de donde se encuentre la Iglesia. Además, como símbolo del movimiento de El Arca, el barco recuerda las obras de misericordia a todos los excluidos, olvidados o desfavorecidos. El sol dorado sobre la barca es el sello de la Compañía de Jesús - los jesuitas. Y el fondo verde recuerda la encíclica del Papa Francisco Laudato "sí", que nos invita a todos a cuidar el bienestar de la creación, nuestra casa común”.

Agradecimientos

El Párroco Don Gianmarco Merlo dijo: “El nombramiento del Cardenal es para nosotros un signo de continuidad de la atención que el Papa Francisco ha puesto en esta parroquia, que visitó hace cinco años. Y es un don del Espíritu Santo que 'desciende y permanece' (como dice el Evangelio de hoy) en nosotros como fuente de comunión fraterna y de atención a las necesidades de la Iglesia universal; todo lo cual se ve reflejado muy bien en la tarea eclesial del Cardenal”.

El Cardenal Zcerny agradeció el título de la iglesia de San Miguel Arcángel que le ha concedido el Papa y dio también las gracias al párroco Don Gianmarco Merlo y a todos los miembros de la comunidad que se acercaron para recibirlo y darle la bienvenida. Después de la misa, hubo una recepción alegre organizada en la misma parroquia.

19 enero 2020, 14:08