Buscar

Vatican News

Padre Zollner: "abolir el secreto pontificio sobre el abuso es una decisión fundamental"

Miembro de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores y presidente del Centro de Protección de los Menores de la Pontificia Universidad Gregoriana, el padre Hans Zollner explica los efectos positivos de los rescriptos firmados por el Papa Francisco: "Máxima colaboración con las autoridades civiles, transparencia en la Iglesia, garantía de la pena, protección de las víctimas".

Federico Piana - Ciudad del Vaticano

La decisión del Papa Francisco de abolir el secreto pontificio sobre los casos de abuso sexual y la de cambiar la ley sobre el delito de pornografía infantil, haciendo caer dentro de los casos de delicta graviora -los delitos más graves- la posesión y difusión de imágenes pornográficas que involucren a menores de hasta 18 años de edad, (antes contemplaba solo a menores de hasta 14 años), es aclamada por el padre Hanz Zollner como "un paso decididamente importante".

 

Miembro de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores y presidente del Centro para la Protección de los Menores de la Universidad Pontificia Gregoriana, el padre Zollner explica que ahora "la documentación relativa a las acusaciones y a la investigación de los casos de abusos a menores puede ser solicitada por la justicia civil no sólo a la Santa Sede sino también a las diócesis o a las congregaciones religiosas". Un paso adelante para la transparencia de la Iglesia y una fuerte señal de colaboración con las autoridades legítimas de un estado democrático".

¿Por qué se facilitará esta colaboración?

R. - A decir verdad, esta cooperación en algunas partes del mundo ya ha tenido lugar. Por ejemplo, los obispos estadounidenses ya habían entregado a las autoridades la documentación que poseían sobre los abusos porque la situación legal de los Estados Unidos lo permite. Los obispos, por lo tanto, ya habían decidido libremente entregarlos.

En otras partes del mundo no existe la misma posibilidad, la jurisprudencia no es tan clara. Por lo tanto, es importante crear la posibilidad de dar seguimiento a las demandas legítimamente expresadas para proteger a las víctimas, para ir al fondo de la investigación de estos crímenes y para castigar a los culpables.

Estas decisiones del Papa vienen después de la Cumbre Internacional sobre el abuso que tuvo lugar en el Vaticano el pasado mes de febrero. ¿Fue el evento un punto de inflexión?

R. - Yo diría que sí. En esa área había una conciencia y una voluntad de actuar que nunca antes se había visto. Esto dio la posibilidad de que se creara un nuevo impulso que provocó una reacción positiva dentro de los órganos de la Santa Sede. El resultado fue la promulgación de una nueva ley, promulgada el 1 de junio de 2019, con algunas consecuencias para los delitos de negligencia de oficio, silencio y encubrimiento por parte de los superiores religiosos, a la que ahora añadimos esta decisión del Santo Padre que nos permite proponer nuevos pasos que pronto seguirán.

¿Qué pasos?

R. - Esperamos el vademécum que ya se ha anunciado desde hace tiempo: directrices para los tribunales diocesanos y los obispos del mundo con las que explicaremos cómo proceder en caso de abusos y con qué criterios para penalizar ciertos delitos. Será muy útil especialmente para las tierras de misión y otros países donde la capacidad y la competencia jurídica no están muy desarrolladas.

La segunda decisión del Papa fue elevar de 14 a 18 años la edad por la cual adquirir, retener y divulgar imágenes pornográficas, entra a formar parte de la 'delicta graviora', delitos graves cuyo juicio está reservado a la Congregación de la Doctrina de la Fe ...

R. - También estoy particularmente satisfecho con esta elección porque no era razonable limitar la edad de los menores que son filmados en los videos o fotografías. El límite de edad de 14 años fue elegido para una decisión tomada en 2010 pero, mientras tanto, vimos que para cumplir con la legislación internacional teníamos que cumplir con lo que se considera el límite de edad de 18 años en todo el mundo. 

19 diciembre 2019, 18:16