Buscar

Vatican News
Foto de archivo Foto de archivo 

Saludo del Decano del Colegio Cardenalicio por los 50 años de sacerdocio de Francisco

El Cardenal Angelo Sodano, Decano del Colegio Cardenalicio junto con todos los cardenales residentes en Roma se unen al Sumo Pontífice por su 50 aniversario de sacerdocio en acción de gracias a Dios

Ciudad del Vaticano

Con motivo de los cincuenta años de sacerdocio del Papa Francisco, Su Eminencia el Cardenal Angelo Sodano envió su mensaje de felicitación al Santo Padre en nombre de todo el Colegio Cardenalicio. Los purpurados se estrechan en torno al Papa Francisco para unirse en acción de gracias al Señor por la gracia de aquel “el 13 de diciembre de 1969”, cuando el joven Jorge Mario Bergoglio, de casi 33 años de edad, fue ordenado sacerdote.

Los cardenales se unen al Papa para rendir gracias a Dios

Hoy brota espontáneo del corazón el antiguo canto del “Te Deum” que desde hace siglos ha resuena en la Iglesia para dar gracias a Dios por los beneficios recibidos de Él”, escribe el purpurado.  Y es con ese espíritu que “los Cardenales residentes en Roma” quieren unirse al Pontífice que hoy “glorifica a Dios por el gran don del sacerdocio, recibido hace cincuenta años, en un día como hoy, de manos del difunto Arzobispo de Córdoba, Mons. Ramón José Castellano, mientras estaba rodeado del afecto de sus queridos familiares y de sus hermanos de la Compañía de Jesús”.

La vocación es el misterio de la elección divina

En 1992 – recuerda Sodano – el Santo Pontífice Juan Pablo II lo llamó al episcopado y se hizo realidad también en usted lo que el gran Papa escribió sobre el origen de su sacerdocio, en el conocido libro titulado “Don y misterio”. Allí el Santo Pontífice escribió: “En su dimensión más profunda, toda vocación sacerdotal es un gran misterio”, es el misterio de la elección divina.

“Gracias por su generoso servicio diario a la Santa Iglesia de Dios”

“Santo Padre - escribe aún el Decano del Colegio cardenalicio - desde hace más de seis años usted lleva a cabo su ministerio en la forma más elevada, como la del Episcopado en la Cátedra de Pedro. Pero sabemos bien que la raíz de todo esto fue su “Sí” al Señor en ese día hace ya cincuenta años”. 

Finalmente en nombre de todos los hermanos cardenales, el Cardenal Sodano le asegura, en esta “feliz ocasión” la oración constante y el compromiso diario de todos ellos “de sostenerlo en la elevada misión que el Señor le ha confiado”.

En esta feliz ocasión de su cincuentenario de sacerdocio, en nombre de todos los hermanos cardenales, le deseo todo bien, con el más sincero agradecimiento por su generoso servicio diario a la Santa Iglesia de Dios.

13 diciembre 2019, 14:21