Buscar

Vatican News
VATICAN-BRAZIL-AMAZON-POLITICS-RELIGION-ENVIRONMENT-SYNOD-POPE El Papa Francisco y el Cardenal Lorenzo Baldisseri  (AFP or licensors)

El Sínodo es para toda la Iglesia, dijo el Cardenal Baldisseri

"Guiados por el Espíritu deseamos buscar nuevos caminos”. Son palabras del Cardenal Lorenzo Baldisseri, Secretario General del Sínodo de los Obispos, en su discurso durante la sesión inaugural de la Asamblea especial para la Región Panamazónica dedicada al tema: "Amazonía: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral"

Ciudad del Vaticano

El Secretario General del Sínodo de los Obispos comenzó señalando dos objetivos de la asamblea: "Por una parte, el Sínodo constituye un verdadero desafío para la Iglesia, puesto que la Amazonía es una tierra de misión con características propias que requieren propuestas adecuadas para responder a la "necesidad de evangelizar las culturas para inculturar el Evangelio".

Por otra parte, el eje sinodal – afirmó – debe hacer frente a la provocación causada por la cuestión ambiental" respondiendo "con una ecología integral". Y citando al Papa, señaló que “la orientación de este camino sinodal es "identificar nuevos caminos para la evangelización en esa parte del Pueblo de Dios, especialmente los indígenas, a menudo olvidados y sin perspectivas de un futuro sereno, también a causa de la crisis de la selva amazónica, pulmón de suma importancia para nuestro planeta".

El Sínodo es universal

Aunque se refiera “a una zona geográfica específica" – añadió el Cardenal Baldisseri – se trata de un "Sínodo que interesa a la Iglesia universal". Por esta razón, la participación se ha extendido a los Obispos de otras Iglesias particulares y los organismos eclesiales regionales y continentales. En otras palabras, es toda la Iglesia universal la que quiere dirigir su mirada a la Iglesia en la Amazonía y asumir con el corazón  sus desafíos, sus preocupaciones y sus problemas, porque en el fondo todos debemos sentirnos parte de esta aldea global en la que vive y palpita la única Iglesia de Jesucristo".

Camino para llegar al Sínodo

El Purpurado recordó que 185 Padres Sinodales, 6 Delegados Fraternos, 12 Enviados Especiales, 25 expertos, 55 auditores y auditoras, incluyendo a especialistas y agentes pastorales procedentes de todo el territorio panamazónico, participan en este Sínodo: "Entre ellos, se destaca la presencia de 16 representantes de diversas etnias indígenas y pueblos originarios que aportan su voz, el testimonio vivo de las tradiciones, de la cultura y de la fe de sus poblaciones".

Asimismo cabe destacar que el Cardenal Baldisseri pasó revista del largo camino de la Asamblea sinodal que comenzó a partir de la decisión del Papa, el 15 de octubre de 2017, cuando convocó un Sínodo de los Obispos sobre la Amazonía, y que condujo a la elaboración del Instrumentum Laboris, que – prosiguió – "constituirá el punto de referencia y la base necesaria para la reflexión y el debate sinodal y no un texto para hacer enmiendas". Sí porque como explicó, “su función se concluye con la elaboración del Documento Final, que recogerá los resultados alcanzados por esta Asamblea y por todo el proceso sinodal”.

Ilustró a continuación la metodología sinodal con las Congregaciones generales, los Círculos menores (que comenzarán el próximo 10 de octubre), los pronunciamientos de los participantes, el intercambio de opiniones "en espíritu de comunión fraterna" hasta la elaboración del Proyecto de Documento Final que será presentado a la Asamblea el 21 de octubre. Mientras el día 26 tendrá lugar la votación sobre el Documento y la conclusión de los trabajos.

Información para los medios de comunicación

Explicó también que la principal fuente de información para los medios de comunicación estará representada por los "Briefing" diarios coordinados por el Prefecto del Dicasterio para la Comunicación, Paolo Ruffini, y por el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni. Dijo asimismo que en algunos eventos se contará con la participación de diversos Padres sinodales y otros participantes en este Sínodo. Los Padres sinodales  – prosiguió explicando el Cardenal Baldisseri – podrán conceder entrevistas libremente fuera de la Sala del Sínodo, así como comunicarse con los media según su discreción y responsabilidad, obviamente a título personal, manteniendo la reserva necesaria sobre los nombres de las personas que intervienen, sobre los debates en el Aula y en los Círculos menores. También recordó que, al igual que en los últimos Sínodos, las declaraciones en el Aula no serán publicadas oficialmente en el Boletín de la Oficina de Prensa. En cambio, los informes presentados por los Círculos, sí serán publicados por la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Sínodo de Impacto Cero

El Cardenal Baldisseri recordó que se tomaron algunas iniciativas para la sostenibilidad ambiental: en primer lugar, la nueva práctica para el registro de los participantes a través de un procedimiento informático, ahorrando papel. Además, los materiales utilizados durante los trabajos del Sínodo no serán de plástico, sino biodegradables. Finalmente, se propone que se haga un gesto simbólico desde el punto de vista ecológico para que este Sínodo sea un "Sínodo de Impacto Cero".

Según los cálculos realizados, se pretende compensar las emisiones de 572.809 kg de CO2 (438.373 kg para el transporte aéreo y 134.435 kg para otras actividades) generadas por el consumo de energía, de agua, para la movilización de los participantes, la producción de basura y materiales promocionales, para la compra de títulos forestales para la reforestación de un área de 50 hectáreas de bosque en la cuenca amazónica. El Cardenal Baldisseri concluyó diciendo que "con respecto a este proyecto, se desea la aprobación de la Asamblea”.

Conclusión

Las últimas palabras del Secretario General del Sínodo fueron dirigidas a los pueblos originarios que siguen el trabajo de la Amazonía. Para ellos un mensaje: "Los llevamos en el corazón", "hemos escuchado sus voces y estaremos presentes en las reflexiones que hagamos". “Gracias a esta iniciativa, los ojos del mundo están puestos en ustedes, en su patrimonio cultural, espiritual y de fe en Jesucristo".  La oración final es a la Virgen, tan venerada como Nuestra Señora de la Amazonía, para que la Asamblea especial ofrezca "al Santo Padre frutos proficuos con vistas a una aplicación eficaz de la ecología integral y para nuevos caminos eclesiales que impliquen a todo el Pueblo de Dios peregrino en la Amazonía, fuente de vida exuberante, tierra de bellezas escondidas, kairós de gracia y de bendiciones, lugar de diálogo entre la fe y las culturas, terreno siempre fértil para acoger la semilla del Evangelio de Jesucristo".

07 octubre 2019, 15:46