Cerca

Vatican News
Madre Maria Teresa Chiramel Mankidiyan. Madre Maria Teresa Chiramel Mankidiyan. 

Es Santa Madre Mariam Thresa Mankidiyan, apóstola de la familia

Originaria del estado indio de Kerala, Mariam Thresa consigue, aunque con mucha dificuldad, fundar la Congregación de la Sagrada Familia de Thissur, dedicada al cuidado de los pobres, los marginados y las familias en dificultades.

Roberta Barbi – Ciudad del Vaticano

Es una monja que, como más tarde hará la Madre Teresa de Calcuta, vive heroicamente en India la caridad activa a través de la asistencia a los pobres, los enfermos, los ancianos y, en general, a las personas en apuros, Mariam Thresa Mankidiyan, entre los nuevos santos de hoy, fundadora de la Congregación de la Sagrada Familia que tendrá precisamente este carisma particular.

Una infancia llena de oración y caridad

En la familia de los nobles caídos de los Mankidiyans, en Puntechira, un estado indio de Kerala, la pequeña Thresa nació en 1876, llamada así en homenaje a Santa Teresa de Avila. Es educada cristianamente, con su madre que le cuenta episodios de la Biblia y de la vida de los Santos; pronto, sin embargo, deja de jugar para dedicar todo su tiempo a rezar el Rosario y al ayuno, también hace un voto privado de virginidad. Cuando la madre muere, ella tiene 12 años y decide tomar a la Virgen María como su madre.

Caridad y experiencias místicas

Thresa no tiene dudas sobre lo que quiere de la vida: consagrarse al Señor y realizar obras de caridad. Comienza participando en la parroquia con algunas amigas, pero su apostolado está mal visto en una sociedad donde no es apropiado que las mujeres deambulen solas. Mientras tanto, realiza experiencias místicas, tiene visiones y sufre los dolores de la crucifixión de Jesús sobre sí misma, lo que atrae cada vez más sospechas y burlas. En 1904, su obispo la autorizó a agregar el nombre de Mariam al suyo, tal como la Madonna le había ordenado que hiciera en un sueño, y finalmente trató de seguir su vocación religiosa. Primero entró en las Franciscanas Clarisas, luego en las Carmelitas descalzas de Ollur, pero ninguna de estas dos familias es para ella, que quiere llevar una vida retirada en unión con Dios.

La "casa de la soledad"

En 1913 finalmente consigue una casa para mudarse con dos amigas y llevar una vida en comunidad: fue el primer núcleo de la Congregación de la Sagrada Familia que vio la luz al año siguiente, con las Constituciones tomadas de las Hermanas de la Sagrada Familia de Burdeos. Durante los 12 años en que la Madre Mariam está en la cima, a pesar de las dificultades por el estallido de la Primera Guerra Mundial, la Congregación florece con nuevos conventos, escuelas, internados y orfanatos. Las hermanas que ha formado ahora tienen una idea clara de su carisma: el apostolado hacia la familia. Agotada, el 8 de junio de 1926, la Madre Mariam Thresa finalmente puede reunirse con su esposo en el cielo, mientras que en el jardín de la casa las flores de jazmín florecen fuera de temporada.

11 octubre 2019, 18:35