Buscar

Vatican News
2019.10.23 Bernardito Auza 2019.10.23 Bernardito Auza 

Auza: acabar con el sufrimiento en Yemen y Siria, paz entre Palestina e Israel

En una declaración en el marco del debate del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Oriente Medio, el Observador Permanente de la Santa Sede ante la ONU denunció la desastrosa situación humanitaria en Yemen con la esperanza de detener el flujo de armas en la zona, expresó su "grave preocupación" por Siria e instó a la plena aplicación de las resoluciones internacionales sobre el tema palestino.

Giada Aquilino - Ciudad del Vaticano

Se trata de una mirada global a los "trágicos conflictos" que siguen pesando sobre las tierras y los pueblos de Oriente Medio, la del arzobispo Bernardito Auza, observador permanente de la Santa Sede ante la ONU, en su declaración de ayer en Nueva York ante el debate abierto del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la región, incluida la cuestión de Palestina.

La emergencia humanitaria en Yemen

Las últimas actualizaciones del Palacio de Cristal, informó el Nuncio Apostólico, muestran que en Yemen "la situación humanitaria sigue siendo desastrosa": niños que mueren de hambre, falta de agua potable, graves daños a la economía, difícil acceso a la ayuda humanitaria, especialmente para aquellos que no logran "escapar de las primeras líneas de la guerra". Septiembre fue también el mes más mortífero de 2019, con un promedio de trece muertes por día. Sigue siendo "esencial", reiteró el observador permanente de la Santa Sede ante la ONU, un alto el fuego ya "repetidamente" solicitado por el mismo Consejo de Seguridad para poner fin al "intolerable" sufrimiento del pueblo yemení. En esta perspectiva, se espera la detención "del flujo de armas en la región", porque "la peor crisis humanitaria del mundo se produce cuando las armas y las municiones circulan libremente", subrayó.

El conflicto en Siria

También expresó "gran preocupación" por la crisis en Siria y los recientes acontecimientos en el noreste. Un "rayo de esperanza" viene del "paso importante" cumplido con el anuncio de la primera reunión del Comité Constitucional, llamado a elaborar la nueva carta fundamental del país con la esperanza de pacificar una tierra atormentada por más de ocho años de conflicto, prevista para el próximo 30 de octubre en Ginebra. Sin embargo, como ha subrayado recientemente el Papa Francisco, es necesario que se preste una asistencia humanitaria "segura, sostenida y sin obstáculos" a las poblaciones obligadas a huir desde principios de octubre, incluidos los niños, garantizando el "pleno respeto" de los derechos humanos fundamentales, la preservación de la "identidad étnica" y evitando nuevas razones de "tensiones e injusticias".

La cuestión palestina

Centrándose en la cuestión palestina, casi tres años después de la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU sobre los asentamientos israelíes, el Nuncio Apostólico recordó que las Naciones Unidas habían constatado que los asentamientos se habían "ampliado", que las demoliciones se habían "acelerado", que la violencia y la instigación "continuaban", que la consecución de la unidad interpalestina parecía una "perspectiva cada vez más lejana", y que las negociaciones creíbles estaban "pendientes de comenzar". Este cuadro, añadió Monseñor Auza, afecta, por tanto, a las perspectivas de una "paz duradera" y a la solución de los "dos Estados". A agravar "aún más" la tensión, una "retórica dañina, amenazas, terrorismo y violencia, incluyendo a veces el "uso desproporcionado de la fuerza" por parte del aparato de seguridad. La propia división entre los palestinos hace que "la reanudación del diálogo sea una prioridad absoluta" y al mismo tiempo es "motivo de preocupación" que Israel no haya formado un gobierno.

Cristianos en el Oriente Medio 

También es necesario hacer todo lo posible para que los Lugares Santos estén protegidos por el derecho internacional y el status quo de Jerusalén, mientras se registra una "profunda preocupación" - observó el Nuncio Apostólico - por las comunidades cristianas "obligadas a abandonar" estas tierras en busca de paz y seguridad: su presencia y su testimonio en estos lugares son de "importancia fundamental". Señaló que había que hacer más para garantizar su protección, no sólo en aras de la supervivencia, sino también desde la perspectiva del desarrollo humano integral.

Estado Palestino junto al Estado de Israel

Recordando que se ha dicho que la credibilidad del Consejo de Seguridad se "erosiona" precisamente por la falta de aplicación plena de las resoluciones sobre la cuestión palestina, el Nuncio señaló que este parece ser el momento en que "las decisiones adoptadas y los mecanismos ya establecidos se utilicen eficazmente para lograr el objetivo de un Estado Palestino, que viva en paz y seguridad junto al Estado de Israel, dentro de fronteras seguras e internacionalmente reconocidas".

 

29 octubre 2019, 14:47