Buscar

Vatican News

Pell ha apelado ante el Tribunal Supremo de Australia

Para los abogados del Cardenal, la opinión disidente de uno de los tres jueces del Tribunal de Apelación de Victoria, Mark Weinberg, puede proporcionar motivos razonables para revocar la sentencia confirmada el 21 de agosto pasado.

Roberto Piermarini – Ciudad del Vaticano

Los abogados del Cardenal George Pell presentaron hoy formalmente la apelación ante el Tribunal Supremo, la última instancia judicial en Australia, después de la sentencia de seis años por abusos contra menores, una decisión confirmada el pasado mes por el Tribunal de Apelaciones del Estado de Victoria con el voto de dos de los tres jueces. Pell fue encontrado culpable de abusar de dos adolescentes en la sacristía de la Catedral de Melbourne en 1996 cuando era Arzobispo. El Cardenal siempre ha rechazado los cargos y se ha declarado inocente.

Dudas de uno de los tres jueces

La decisión de la Corte de Apelaciones, dictada el 21 de agosto con el voto favorable de la Juez Principal Anne Ferguson y del Presidente de la Corte Chris Maxwell, confirmó el veredicto alcanzado en diciembre pasado por el jurado de una corte de Melbourne, cuando Pell fue declarado culpable. Los dos jueces determinaron que la única víctima sobreviviente de Pell era un testigo creíble y veraz. Los abogados de Pell se basarán en gran medida en la opinión disidente del tercer juez, Mark Weinberg, ex jefe de la fiscalía federal, quien se opuso al veredicto porque, en su opinión, no cumple con el principio de que una persona sólo puede ser condenada si las pruebas demuestran su culpabilidad más allá de toda duda razonable.

La posición de la Santa Sede

El 21 de agosto pasado, la Santa Sede tomó nota de la decisión del Tribunal de Apelación, reafirmando su respeto por las autoridades judiciales australianas, como se declaró con ocasión de la sentencia en primera instancia. A la espera de cualquier novedad en el proceso judicial, recuerda que el Cardenal siempre ha reafirmado su inocencia y que tendrá derecho a apelar ante el Tribunal Supremo. En esta ocasión, junto con la Iglesia de Australia, la Santa Sede confirmó su cercanía a las víctimas de abusos sexuales y su compromiso, a través de las autoridades eclesiásticas competentes, de perseguir a los miembros del clero responsables de ellos.

17 septiembre 2019, 14:28