Cerca

Vatican News
parolin secretario estado vaticano nuncios representantes pontificios El cardenal Secretario de Estado Vaticano, Pietro Parolin Parolin  

Card. Parolin a los Nuncios: "encadenados" al Evangelio, "prisioneros" del amor de Dios

En la homilía de la Misa celebrada esta mañana en la Basílica de San Pedro, el Cardenal Secretario de Estado Vaticano, Pietro Parolin, diseñó el ministerio de los Representantes Pontificios. La celebración dio inicio a la reunión convocada por el Papa hasta el próximo sábado, a la que asisten 103 Representantes Pontificios, de los cuales 98 son Nuncios Apostólicos y 5 Observadores Permanentes.

Benedetta Capelli - Ciudad del Vaticano

Una conducta ejemplar y cristalina al servicio de la humanidad, un amor apasionado por la Iglesia y por los hombres, un ministerio altísimo realizado con auténtica humildad. Son las características de los Representantes Pontificios, destacadas por el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado Vaticano, en la homilía de la Misa celebrada esta mañana en la Basílica de San Pedro.

Ejemplares en la conducta

Inspirándose por las lecturas de la liturgia de hoy, el cardenal muestra cómo Jesús, con su enseñanza y su conducta, restituye a la Ley "el movimiento, la ligereza", liberándola de "yesos que esclerotizan", de "armaduras exteriores", haciendo estallar sus contradicciones pero redescubriendo "el sentido, el alma, la lógica básica". "Estamos constantemente invitados a velar por nuestra relación con la ley", dice el Card. Parolin refiriéndose al derecho canónico sin excluir el derecho civil:

Por un lado, debemos ser los primeros custodios y observantes de la misma: nuestro trabajo como Representantes de la Santa Sede debe ser siempre ejemplar y nuestra conducta cristalina. Nuestro servicio y todos los sistemas jurídicos presentes en el mundo están (o deberían estar) dirigidos al bien del hombre y de todo hombre: al respeto de sus derechos, a la construcción de una sociedad más justa, a una convivencia en paz. Esta es, entre otras cosas, la esfera de la acción diplomática de la Santa Sede. ¡La ley debe estar siempre y sólo al servicio de la humanidad!

La ley del amor

Ternura es la palabra clave para el servicio que se debe realizar en diferentes condiciones.

La acción de la Iglesia puede ser favorecida en algunas partes, o fuertemente contrastada en otras. Pero nada ni nadie puede impedirnos amar. Un amor apasionado a Cristo y a su Iglesia, un amor generoso para los hombres, para las poblaciones a donde hemos sido enviados y, sobre todo, a los pobres.

La diplomacia del Evangelio

El Cardenal Secretario de Estado, siguiendo el ejemplo de la Carta de San Pablo, recuerda "la altura inconmensurable del ministerio y, al mismo tiempo, la relativización del ministro".

Cada ministerio en la Iglesia, incluyendo el de la representación papal, no goza de gloria propia, sino que debe reflejar solamente aquella de la Nueva Alianza  en Cristo. Cada día en la Santa Misa celebramos el memorial eucarístico con las mismas palabras de Pablo: "Este cáliz es la Nueva Alianza en mi sangre", buscando constantemente construir relaciones de estima y fraternidad con todos, sirviendo a la "diplomacia del Evangelio".

Transformados en el corazón

Quedarse marcados "por la pobreza y por el límite": es la indicación de Parolin, porque se puede ser Representante Pontificio "sólo en la estima de la tarea confiada y, al mismo tiempo, en la humildad sincera sobre la propia persona". Esto significa convertirse en un espejo de la gloria del Señor.

Dejémonos transformar, pues, por nuestra tarea: si los mensajeros tienen que ser un solo cuerpo con el mensaje que proclaman, los representantes pontificios también están llamados de alguna manera a dejarse transfigurar por el anuncio que llevan. No sólo debe estar presente en nosotros el estilo pastoral del Santo Padre,  que representamos y en los Estados con los que estamos acreditados, sino que nuestros corazones de pastores y obispos deben identificarse cada vez más con el propio Evangelio y con la Nueva Alianza de Jesús.

Las auténticas credenciales

Una transformación - explica el Cardenal Parolin - que "nos hará hombres de gran fe, de auténtica humildad, de apasionado amor al Señor y a los hombres y de entrega incondicional a la Iglesia, esposa de Cristo".

Oremos hermanos, para que nuestro servicio como Representantes Pontificios nos mantenga "encadenados" al Evangelio de Jesús de manera irreversible, para que también nosotros podamos convertirnos en alegres y valientes "embajadores encadenados", "prisioneros" para siempre de la ley del amor.

Tres días con el Papa

La celebración de esta mañana abrió la reunión de los Representantes Pontificios, convocada por el Papa Francisco hasta el sábado. Una asamblea, con cadencia trienal, que sigue a las del 2013 y 2016. A la reunión asistirán 103 Representantes Pontificios, 98 de los cuales son Nuncios Apostólicos y 5 Observadores Permanentes. Para la jornada conclusiva del 15 de junio han sido también invitados 46 Nuncios Apostólicos jubilados. Mañana tendrá lugar la audiencia con el Papa y en los próximos días reuniones con los Jefes de Dicasterio de la Curia Romana y con los Embajadores acreditados ante la Santa Sede, residentes en Roma. El sábado por la mañana misa en la Casa Santa Marta y un momento de oración de los participantes en la Capilla Sixtina.

12 junio 2019, 15:46