Versión Beta

Cerca

Vatican News
Card. Louis Raphael I Sako Card. Louis Raphael I Sako  (Vatican Media)

#Synod2018, Card. Sako: “Sínodo y sinodalidad, gracia del Espíritu Santo”

Saludo conclusivo del Card. Louis Raphael I Sako, Patriarca de Babilonia de los Caldeos, Jefe del Sínodo de la Iglesia Caldea, en la clausura de los trabajos de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, dedicado al tema: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Hoy concluimos este Sínodo renovando hasta el final nuestro amor al Señor y a su Iglesia. Invito a todos los jóvenes del mundo a alzar la voz y poner su carisma para construir una sociedad más fraterna, más justa y con más paz”, lo dijo Card. Louis Raphael I Sako, Patriarca de Babilonia de los Caldeos, Jefe del Sínodo de la Iglesia Caldea, Irak, en la clausura de los trabajos de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, dedicado al tema: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

Sínodo: tiempo fuerte de sinodalidad eclesial

Dirigiéndose al Papa Francisco, el Card. Sako agradeció a Su Santidad por haber convocado este Sínodo, “que ha sido para cada uno de nosotros un tiempo fuerte de oración, reflexión y diálogo responsable, valiente y libre.  Ha sido un trabajo de sinodalidad eclesial muy constructiva. Los orientales estamos acostumbrados al Sínodo y a la sinodalidad – afirmó el Patriarca de Babilonia de los Caldeos – pero experimentar la sinodalidad con toda la Iglesia tiene un sabor especial, gracias al Espíritu Santo. Esto no se encuentra en ninguna parte excepto en la Iglesia Católica.  Hemos estado unidos a pesar de las diferencias de nuestros países, de nuestra lengua y de nuestra cultura, porque Cristo nos une y nos envía a la misma misión de anunciar el Evangelio y servir a nuestros hermanos y hermanas con alegría, entusiasmo”.

Documento Final: punto de partida para la pastoral

En este Sínodo, los Pastores junto al Santo Padre han caminado juntos y de ello, “ha surgido este documento final, que sin duda será un punto de referencia para una nueva pastoral en nuestras diferentes diócesis. Así regresamos a casa con muchas ideas y proyectos para el futuro. El Sínodo ha sido un regalo para nosotros y para toda la Iglesia. Lo que hemos vivido con una conciencia profunda, con fraternidad, dinamismo y alegría.  Estamos verdaderamente conmovidos, construidos y transformados. Hemos vivido un camino de escucha, de discernimiento y de acompañamiento excepcional para nosotros mismos en primer lugar y para nuestros jóvenes y fieles”.

En comunión con el Sucesor de Pedro

Asimismo, el Card. Sako expresó al Santo Padre “la comunión integral de los Obispos y que millones de fieles oran por Usted todos los días, y muchos hombres y mujeres de buena voluntad admiran sus palabras y gestos por un mundo de fraternidad, justicia y paz universal. La barca de Pedro no es como las otras barcas, la barca de Pedro a pesar de las olas, permanece sólida, porque esta Jesús en ella y nunca la abandonará. Con Él, los desafíos y los sufrimientos son superados por la fe, la oración, la misericordia, la sinceridad y la firmeza, la integridad y la transparencia”.

Los jóvenes de Oriente Medio

Antes de concluir sus saludos, el Patriarca de Babilonia de los Caldeos, hizo un llamamiento a Su Santidad, a los Padres sinodales y a los jóvenes para que no olviden a los cristianos de Oriente. “Si Oriente está vacío de cristianos, el cristianismo se quedará sin raíces. Necesitamos su apoyo humanitario y espiritual y su solidaridad, amistad y cercanía hasta que pase la tormenta”.

27 octubre 2018, 20:09