Versión Beta

Cerca

Vatican News
Informe diario a los periodistas Informe diario a los periodistas  

Sínodo. Informe diario: “Los jóvenes deben ser acompañados, no dirigidos”

Este sábado 13 de octubre a las 13.30, tuvo lugar en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el Informe diario a los periodistas sobre los trabajos de los Círculos Menores del Sínodo de los Obispos, entre los temas sobresalientes: La cuestión generacional, el papel de la mujer y las migraciones forzadas.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

El Informe diario a los periodistas sobre los trabajos sinodales de este sábado 13 de octubre contó con la presencia del Card. Wilfrid Fox Napier, O.F.M., Arzobispo de Durban (Sud África); el Card. Juan José Omella Omella, Arzobispo de Barcelona (España); y Corina Fiore Mortola Rodríguez, Auditora, Docente de Canto para Teatro Musical, de Guadalajara (México).

Evitemos un Sínodo demasiado “eurocéntrico”

En su intervención, el Card. Wilfrid Fox Napier, O.F.M., Arzobispo de Durban (Sud África) señaló que, el desempleo, la pobreza, la migración son problemas que afectan a los jóvenes africanos y que en el Instrumentum laboris sólo se mencionan, por las implicaciones que tienen en Europa. No se habla de “explotación de los recursos minerales y de las selvas tropicales”, de la pérdida de tierras cultivables que es la causa de las migraciones, primero en las grandes ciudades africanas y luego en Europa. 

Del mismo modo, el Arzobispo de Durban puntualizó que, en África existe el azote del trabajo infantil, alimentado “por familias que hacen trabajar a sus hijos desde una edad temprana, impidiéndoles estudiar”. Finalmente, el Cardenal sudafricano recordó el mal comportamiento de muchos gobiernos, que cierran los ojos a la corrupción y permiten que la explotación continúe. Todos estos son temas que no deberían faltar en el documento final del Sínodo.

Card. Omella: los jóvenes deben ser acompañados, no dirigidos

Por su parte, el Card. Juan José Omella Omella, Arzobispo de Barcelona (España) dijo que, “los jóvenes quieren ser acompañados, no dirigidos y en los círculos menores estamos discutiendo quién debe ser acompañante. No sólo el sacerdote, sino también los consagrados y los laicos. Y luego sobre cómo acompañar”. “En el Sínodo también se habló de abusos, así como de otros temas – explica el Cardenal español, estimulado por las preguntas de los periodistas – es un tema que concierne a todos, y obviamente nos duele mucho”. “La forma en que el Papa Francisco se ha comprometido y se compromete en erradicar esta plaga y estar cerca de las víctimas es una bendición para todos nosotros. Pero no es sólo un problema de la Iglesia. “Las estadísticas nos dicen que también ocurre dentro de las familias”, por ello, el conjunto de la sociedad, en definitiva, debería comprometerse más en la lucha contra los abusos, porque la Iglesia ya lo está haciendo.

Escucha el discurso del Card. Omella

Una experiencia desde los jóvenes

Finalmente, fue Corina Fiore Mortola Rodríguez, Auditora, Docente de Canto para Teatro Musical, de Guadalajara (México) quien dio el toque juvenil al encuentro con los periodistas. En su intervención narró cómo conoció a otros dos jóvenes que durante el "coffee break" del primer día del Sínodo. “Queremos una Iglesia que no se raje ante la adversidad – expresó Corina usando un dicho mexicano – es decir, no rendirse ante estas adversidades, escándalos, guerras persecuciones, migraciones forzadas, discriminaciones y violencia, son temas que los estamos tratando en el Aula”. “La cuestión generacional, el papel de la mujer y las migraciones forzadas son otros temas más sentidos por los 34 jóvenes oyentes del Sínodo, según informó la joven profesora de canto mexicana en Guadalajara. Quien dice que sólo llegó a la fe a los 18 años, “porque vio en la Iglesia una oportunidad de amor”.

Escucha el discurso de Corina Mortola

El Papa habla de lo que más le ha impresionado

El Prefecto del Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede, Paolo Ruffini, respondió sobre la participación del Papa en los trabajos sinodales, diciendo que, el Papa Francisco “intervino dos veces en dos momentos de libertad de expresión. Pidió hablar como los otros padres sinodales, no se le dedicó ningún tiempo especial”. Los dos discursos, explica Ruffini, versaban sobre temas generales, sobre las cosas que más le habían impresionado. El Papa resumió el camino sinodal del que se siente parte. Quiere someterse al mismo proceso de discernimiento que toda la asamblea sinodal.

13 octubre 2018, 17:23