Versión Beta

Cerca

Vatican News
Los restos de San Juan XXIII descansan en la Basílica de San Pedro. Los restos de San Juan XXIII descansan en la Basílica de San Pedro. 

Los restos de Juan XXIII regresan al Vaticano tras su peregrinación

Culmina así su peregrinaje especial a la diócesis italiana de Bérgamo, con motivo del 60 aniversario de su nombramiento como Sucesor de Pedro, el 28 de octubre de 1958.

Ciudad del Vaticano

La Fábrica de San Pedro, un ente creado expresamente para la gestión de las obras arquitectónicas y artísticas de la Basílica de San Pedro, ha publicado a través de un comunicado, que la urna con los restos de San Juan XXIII, han regresado al Vaticano el viernes 15 de junio tras su reciente pereginación a la Diócesis de Bérgamo, localidad en la que el amado Papa Roncalli prestó servicio durante sus primeros cuarenta años de sacerdocio y hacia Sotto il Monte, pueblo que lo vio nacer el 25 de noviembre de 1881; con motivo del 60 aniversario de su nombramiento como Sucesor de Pedro, el 28 de octubre de 1958, en el cuarto día del cónclave y contando con casi 77 años.

 

Precisamente allí, en Sotto il Monte, tuvo lugar la celebración eucarística presidida por el cardenal Secretario de Estado Vaticano, Pietro Parolin; encargado de llevar el afectuoso saludo del Papa Francisco a los miles de fieles reunidos para conmemorar la vida de este Santo, a quien Su Eminencia definió como un "puente entre el cielo y la tierra", puesto que "con su humildad y sabiduría", fue una "reconocible presencia de Dios entre los hombres".

Fueron 18 días de un camino marcado por la devoción de un pueblo que pudo rezar ante el cuerpo del Pontífice, y venerarlo a lo largo de varias etapas empezando con un el especial recibimiento de la urna en la ciudad de Bérgamo, donde se congragaron miles de fieles y ciudadanos.

 

El recuerdo de Juan XXIII, sigue vivo en la memoria y en el corazón de tantas personas que a través de su legado han podido crecer en la fe y en el espíritu.

La peregrinación iniciaba el 24 de mayo, en una silenciosa Basílica de San Pedro, en la que el cardenal Angelo Comastri dedicaba las siguientes palabras: «Que este peregrinaje, que inicia en este momento, pueda sintonizar nuestro corazón con el corazón de este Santo Pontífice que todos han amado hasta tal punto, que en el momento de su santa muerte un periodista exclamó: "Si ha existido el Papa Juan XXIII, Dios existe". Que esto se pueda decir también de cada uno de nosotros», concluyó el purpurado.

18 junio 2018, 14:49