Cerca

Vatican News

Meeting Point presinodal: Los jóvenes piden ser escuchados

En Vatican News entrevistamos a Corina Fiore Mortola, quien en representación de los jóvenes de habla hispana nos cuenta cómo prosiguen los trabajos

Sofía Lobos - Ciudad del Vaticano

Continúan los trabajos en la reunión presinodal que se lleva a cabo en Roma del 19 al 24 de marzo de cara al Sínodo de los Obispos de octubre que estará dedicado a los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional.

En la segunda jornada de coloquios, la Sala de prensa del Vaticano fue el centro del meeting point donde tuvimos la oportunidad de conocer cuáles son las aportaciones concretas que están realizando los jóvenes, qué desafíos deben enfrentar en sus respectivos países de origen y qué le piden a la Iglesia.

En Vatican News hablamos con la representante de los jóvenes de lengua hispana, Corina Fiore Mortola, mexicana de 25 años, licenciada en mercado técnico y también artista,  quien profundiza sobre la importancia de este gran evento de la Iglesia Universal.

La voz de los jóvenes en la reunión presinodal 

 

En cuanto a los trabajos y acciones concretas que están llevando a cabo los jóvenes reunidos en Roma, destaca el trabajo en grupos divididos lingüísticamente para debatir sobre temas concernientes a la juventud, la vocación, el discernimiento vocacional y la fe. 

 

"Estamos viendo algo muy interesante ya que en estas reuniones hablamos sobre las situaciones que se viven en nuestros países y buscamos poner en marcha acciones que sirvan para todos los jóvenes a partir de las distintas realidades que se viven en el mundo, sin mirar sólo la realidad personal de cada uno", explica Corina haciendo hincapié en que se trata de buscar puntos en común que es lo que finalmente une a todos: "somos jóvenes, enérgicos, tenemos ganas de estar adelante y de poder hablar sobre lo que nos sucede".

"Somos el futuro pero también el presente"

 

Preguntamos a nuestra entrevistada cuál es el sentido de este evento a nivel mundial y sin dudarlo afirma que los jóvenes desean ser escuchados, y esta es precisamente la oportunidad que les da la Iglesia para que puedan expresar lo que sienten: sus pensamientos, inquietudes, desafíos y anhelos.

 

«Estamos acostumbrados a escuchar a los adultos decir que los jóvenes somos el futuro.

Sí, somos el futuro pero también somos el presente y hoy estamos aquí; por tanto este es el momento en el que debemos accionar», afirma la joven mexicana destando lo valioso que es el hecho de que el Papa haya convocado a la juventud del mundo para que sea escuchada, ya que en definitiva, serán estas generaciones las que con los años construirán las futuras sociedades.

"Algunos formarán familias, otros elegirán ser sacerdotes, religiosos o consagrados, o quizás laicos solteros; pero si desde el momento de la juventud no podemos tomar acciones ni dejar algo para los que vienen, no sé hacia dónde andamos: los jóvenes somos la fuerza motora de la sociedad", añade.

La juventud tiene mucho que aportar

 

Finalmente, pedimos a Corina que como joven y participante de esta reunión presinodal, lance un mensaje a la Iglesia:

"Pedimos que nos escuche. Tenemos mucho que aportar. Quizás podemos equivocarnos pero como dice el Papa, debemos hablar aunque cometamos imprudencias y nos corrijan. Queremos ser escuchados, tenemos mucho para dar y algo que nos caracteriza es que hacemos las cosas de corazón", concluye la joven señalando que las mejores decisiones se toman con el corazón, "con un corazón sabio y no sólo sensiblero; un corazón capaz de entregarse por amor y para amar". 

 

 

Photogallery

Meeting Point en la Sala de Prensa del Vaticano
20 marzo 2018, 18:01