Versión Beta

Cerca

Vatican News
Vatican News Vatican News  (Vatican Media)

Cardenal Baltazar Porras: “La fe tiene rostro materno"

El Cardenal Baltazar Enrique Porras Cardozo, Arzobispo de Mérida, fue entrevistado por Vatican News en ocasión y con motivo de la Asamblea Plenaria de la Comisión para América Latina que se llevó a cabo en Vaticano del 6 al 9 de marzo

Griselda Mutual - Ciudad del Vaticano


“La pobreza en América Latina tiene rostro de mujer”: así lo afirmó el Cardenal Baltazar Porras Cardozo, Arzobispo de Mérida, Venezuela, al ser consultado sobre el significado más profundo del tema escogido por el Papa Francisco para la Plenaria de la Comisión para América Latina que se llevó a cabo en el Vaticano, “La mujer, pilar en la edificación de la Iglesia y de la sociedad en América Latina”.

El purpurado hace referencia a una Asamblea Plenaria rica, tanto en las ponencias como en los intercambios grupales, en primer lugar porque se habló con gran libertad del recorrido histórico y teológico, como del análisis sobre cómo llevar la teoría a la práctica en América Latina. El encuentro estuvo enriquecido por la presencia de un grupo mujeres, con distintas responsabilidades sociales y eclesiales, ligadas a movimientos que tienen que ver con el trabajo por el desarrollo de la mujer.


La pobreza en América Latina tiene rostro de mujer


“El Papa nos habla siempre de esas periferias existenciales y ciertamente la pobreza en América Latina tiene rostro de mujer en la sociedad y también en la Iglesia, pues no se le ha dado el lugar no sólo que merece, sino que le toca, por igualdad con el hombre”, subraya en primer lugar el purpurado y añade que, además, “no es secreto para nadie que la fe tiene rostro materno, y es el rostro de María”. 

“María de Guadalupe y María de tantas denominaciones, simplemente indica algo, y es que María es nuestra, de nuestra comunidad, es cercana, y carga consigo todo aquello que tiene que ver con la ternura y el amor, pero sobre todo con el servicio y donación que la lleva a ocupar y a ser pilar del desarrollo tanto de la sociedad como de la Iglesia”, expresa, y hace referencia, como ejemplo, a la entrega, el cariño y alegría de las mujeres catequistas de su propia diócesis, definiéndolas “las auténticas transmisoras de la fe”. “Los sacerdotes y obispos somos grandes pintores que tienen su taller: muchos de los cuadros los hacen los discípulos y los maestros, simplemente llegan luego a firmar”. “Quienes hacen el trabajo de cada día con una entrega muy generosa, son ciertamente las mujeres”.


El Cardenal Baltazar Porras se refiere luego a la intención de la plenaria que es que las comunidades, sociedades y países “cambien en una valoración mucho más positiva del rol que la mujeres tienen hoy en día en el mundo”.


Mujeres venezolanas valientes


Acerca del rol de la mujer en una situación de crisis como la que vive Venezuela, el Arzobispo de Mérida valora el coraje de las mujeres venezolanas, “que mantienen el hogar, que salen a la calle para defender la vida de sus hijos”.
Ejemplos que a diario que emocionan, afirma, como también el de consagradas y religiosas que en Venezuela, como en tantas otras partes del mundo, se encuentran en zonas marginales. Mujeres que cuando, tales veces se les plantea, a las que son extranjeras, por las difíciles crisis, el por qué no se van, responden: "Cómo nos vamos a ir? Si hemos estado compartiendo y viviendo en las buenas, en las malas no podemos dejarlos solos". “Ciertamente son un ejemplo y un signo de esa María a los pies de la cruz dispuesta a darnos lo mejor de sí”


Elecciones de mayo


Acerca de la esperanza de los Obispos de cara a las próximas elecciones, previstas para el 20 de mayo, el Cardenal Porras reitera lo señalado por la Conferencia Episcopal en diversas oportunidades y comunicados, y es que “es necesario que se cumpla con lo que hace año y medio el Cardenal Parolin planteó en la carta que envió al gobierno”. “Hace falta que se respete constitución y las leyes para que haya igualdad, que no haya un manejo turbio de las elecciones, que son las únicas que pueden garantizar que se respete la voluntad popular”.
A los fieles de otros países el Cardenal agradece por la solidaridad expresada en primer lugar con la oración, y también la ayuda material proveniente desde instancias eclesiales y otras instituciones, en particular por las medicinas, sobre todo para los tratamientos que requieren curas continuas. “Que el Señor les pague la cercanía y solidaridad”, concluye.
 

09 marzo 2018, 19:25