Versión Beta

Cerca

VaticanNews
PAPA FRANCISCO INMACULADA HOMENAJE MADRE JESUS ORACIÓN Imagen de nuestra Señora de Guadalupe. 

Todo es gracia, todo es don gratuito de Dios y de su amor por nosotros, dice el Papa mirando a María

También a nosotros se nos pide que escuchemos a Dios que nos habla y que aceptemos su voluntad

 

REFLEXIONES EN FRONTERA, jesuita Guillermo Ortiz

En la fiesta del Inmaculada del 8 de diciembre de 2014, Papa Francisco dijo en el ángelus que: “El mensaje de la fiesta de la Inmaculada Concepción de la Virgen María se puede resumir con estas palabras: Todo es gracia, todo es don gratuito de Dios y de su amor por nosotros. El Ángel Gabriel llama a María “llena de gracia” (Lc 1, 28): en ella no hay espacio para el pecado, porque Dios la ha elegido desde siempre como madre de Jesús, y la ha preservado de la culpa original. Y María corresponde a la gracia y se abandona a ella diciendo al Ángel: “Hágase en mí según tu palabra” Seguidamente el Papa distinguió que María no dijo: “Yo haré según tu palabra”, sino: “Hágase en mí…”. Y el Verbo se hizo carne en su seno. Y agregó, “también a nosotros se nos pide que escuchemos a Dios que nos habla y que aceptemos su voluntad; según la lógica evangélica ¡nada es más activo y fecundo que escuchar y recibir la Palabra del Señor! Que viene del Evangelio, de la Biblia, el Señor nos habla siempre”.

“La actitud de María de Nazaret nos muestra que el ser viene antes del hacer, y que es necesario dejar hacer a Dios para ser verdaderamente como Él nos quiere. Es Él el que hace tantas maravillas en nosotros. María es receptiva, pero no pasiva. Así como a nivel físico recibe la potencia del Espíritu Santo después dona carne y sangre al Hijo de Dios que se forma en Ella, del mismo modo, en el plano espiritual, acoge la gracia y corresponde a ella con la fe”.

 

07 diciembre 2017, 19:00