s. Juan Sarcander, sacerdote y mártir

Es el 20 de diciembre de 1576: Juan Sarkander nace en Skoczów, Silesia. De joven asistió al Colegio Jesuita de Olomouc, a la Universidad de Praga y a la Facultad de Teología de Graz. Su destino era el matrimonio, pero su prometida muere antes de la boda. Después de este luto, completa sus estudios de teología y a la edad de 32 años es ordenado sacerdote. En 1616 es nombrado párroco de Holešov. A esto sigue un período lleno de tensiones, marcado por la revuelta de los nobles de Bohemia, en su mayoría protestantes, contra el Imperio Austríaco. Los jesuitas abandonan Holešov y poco después, en 1619, Juan Sarkander realiza una peregrinación a Częstochowa.

El martirio

Después de permanecer en Polonia durante cinco meses, regresa a Holešov cuando Moravia es escenario de devastación y saqueo por parte de las tropas polacas. Holešov se salva porque los fieles de la procesión eucarística, encabezados por Juan Sarkander, salen al encuentro de los soldados polacos. El sacerdote moravo es acusado de espionaje en favor del rey polaco, que había intervenido con sus tropas en apoyo del emperador de Austria. Juan padece interrogatorios, acompañado de torturas crueles y prolongadas. Después de un mes de sufrimiento, muere a la edad de 46 años en prisión. Es el 17 de marzo de 1620.

La canonización

Otra fecha significativa es el 21 de mayo de 1995, día de su canonización. En su homilía, el Papa Juan Pablo II subraya que la figura de San Juan Sarkander "se ilumina con una luz excepcional sobre todo al final de su vida, cuando es encarcelado y recibe del Señor la gracia del martirio". "En una época de turbulencias, es un signo de la presencia de Dios, de su fidelidad en medio de las contradicciones de la historia". "Su canonización – concluía el Papa Wojtyła – va sobre todo en honor de todos los que, no sólo en Moravia y Bohemia, sino en toda Europa del Este, han preferido la privación de la propiedad, la marginación y la muerte, antes que someterse a la opresión y a la violencia.