Buscar

Vatican News

La aviación es un encuentro, cielos de paz también en Ucrania

En la audiencia celebrada en el Aula Pablo VI con los directivos y el personal de la Dirección Nacional de Aviación Civil, responsable de todos los controles de seguridad aérea en Italia, el Papa destacó que la aviación "ha contribuido al desarrollo del mundo" acercando a los pueblos distantes y dándoles a conocer los unos a los otros, rompiendo "las barreras nacionales".

Vatican News

La aviación "es amistad, es encuentro", y la aviación civil "ha contribuido al desarrollo del mundo contemporáneo, acercando y dando a conocer a pueblos distantes", al servicio de la fraternidad, contra la tentación "de volver a levantar barreras nacionales". Pero si la aviación se utiliza "como instrumento de ofensa, de destrucción, de muerte", como también "en esta terrible guerra de Ucrania", marcada cada día por los bombardeos aéreos, la esperanza de nuestros corazones es que "los cielos sean siempre y sólo cielos de paz".

Escenario desolador del conflicto por la invasión rusa de Ucrania

Así lo afirmó el Santo Padre al volver con su pensamiento al "escenario desolador" del conflicto desatado por la invasión rusa de Ucrania, al reunirse en el Aula Pablo VI con tres mil directivos y operadores del Ente Nacional dela  Aviación Civil (ENAC), con sus familiares y representantes de los socios internacionales para la seguridad aérea.

Sostener el transporte aéreo afectado por la pandemia

Tras el saludo del presidente, Pierluigi di Palma, que recordó la finalidad del ENAC, autoridad única de regulación técnica, certificación, supervisión y control en el sector de la aviación civil en Italia, el Obispo de Roma subrayó que el sector del transporte aéreo "merece ser alentado y apoyado, ya que se encuentra entre los más afectados por la pandemia".

La aviación civil ha contribuido al desarrollo del mundo contemporáneo

También les dijo que la aviación civil ha contribuido al desarrollo del mundo contemporáneo, acercando a los pueblos, recordó Francisco, y agradeció a los operadores del ENAC porque ponen su "profesionalidad y estructuras al servicio de la sociedad para garantizar la seguridad de los vuelos y de los pasajeros, tanto durante las operaciones aeronáuticas como en tierra en los aeropuertos". Una actividad que es "una herramienta eficaz para regular y controlar los vuelos" y, por tanto, "un bien social precioso".

Desarrollar la vocación europea y global de Italia

Con su trabajo, los inspectores de vuelo del ENAC y todo el personal de la agencia, afirmó el Pontífice, contribuyen en gran medida a desarrollar "la vocación europea y global" de Italia.

 

"Miles de pasajeros pueden llegar a otras ciudades y países", reiteró el Pontífice, "por trabajo, por turismo, por necesidades familiares, y así acercar varias culturas y tradiciones".

 

De este modo, se fomenta "el conocimiento, la colaboración y los intercambios mutuos en los ámbitos cultural, económico y religioso".

“¡Qué importante es su trabajo para el desarrollo de estas relaciones humanas y sociales a nivel internacional! Frente a la tentación recurrente de volver a levantar barreras nacionales, destaca aún más que su trabajo está al servicio del encuentro y la fraternidad”

El "desolador escenario" de los ataques aéreos en Ucrania

La tarea y preocupación del ENAC, recordó el Obispo de Roma, es también "aplicar programas adecuados para prevenir accidentes graves en los medios de transporte".

Lamentablemente, en "marcado contraste con esta perspectiva", subrayó Francisco, están los casos en los que "la aviación se utiliza como instrumento de ofensa, de destrucción, de muerte".

“Lamentablemente lo estamos viendo también en esta terrible guerra en Ucrania, marcada a diario por los bombardeos aéreos. Ante este panorama desolador, la esperanza de que los cielos sean siempre y sólo cielos de paz, de que podamos volar en paz para forjar y consolidar relaciones de amistad, presiona más fuerte en nuestros corazones. ¡La aviación es amistad, es encuentro!”

Centralidad del pasajero y el valor de cada persona

El Papa puso de manifiesto la tarea y preocupación del ENAC, que  es también "poner en marcha programas adecuados para prevenir los accidentes graves en los medios de transporte". Y les dijo:

“En este sentido, espero que la Jornada Nacional ‘Para no olvidar’, destinada a recordar a las víctimas del trágico accidente de Linate, sea una ocasión para sensibilizar las realidades interesadas en la aviación civil sobre la centralidad del pasajero y el valor de cada persona”

María, con los pies en la tierra y la mirada en el cielo

Francisco los animó asimismo a continuar, felicitando a los empleados del ENAC porque saben vivirlo "también en la dimensión religiosa y humana”, que para ellos encuentra su punto de referencia en la Santa Casa de Loreto, en su Patrona, de la que son especialmente devotos".

“La Virgen, a la que el pueblo cristiano venera con especial cariño en este mes de mayo, nos enseña a caminar por la vida con los pies en la tierra, compartiendo las alegrías y los sufrimientos de los que nos rodean; y, al mismo tiempo, a mantener siempre la mirada levantada hacia el horizonte del cielo, con el corazón abierto a Dios y a su gracia salvadora”

Una actividad delicada y agotadora

Antes de bendecir a los presentes y encomendarlos a la intercesión de Nuestra Señora de Loreto, el Pontífice renovó su aprecio por su trabajo “sobre todo en los momentos empresariales de las diversas compañías aéreas, cuando deben reducir el personal o asociarse con otras empresas”:

“Por favor, custodiar a las personas, que de un día para el otro no sean dejadas fuera del trabajo. El trabajo es una riqueza”

Y los exhortó a trabajar juntos "con un espíritu de solidaridad, sinceridad y amistad, para fomentar las relaciones mutuas que los ayuden a afrontar con confianza incluso los momentos difíciles".

13 mayo 2022, 14:31