Buscar

Vatican News

El Partido "Fratelli tutti", el Papa: "Den juntos una patada a la exclusión"

Francisco recibió en audiencia a los participantes del partido de fútbol amistoso, previsto para mañana, entre un representante de la Organización Mundial del Rom y el "Equipo del Papa - Tutti Fratelli". El objetivo decisivo, dijo el Pontífice, "hacer que gane la esperanza".

Amedeo Lomonaco - Ciudad del Vaticano

El partido de mañana domingo en la ciudad italiana de Formello, en el campo del club deportivo del Lazio, será un partido de fútbol marcado por "un estilo de pasión deportiva vivido con solidaridad y gratuidad, con un espíritu amateur e inclusivo".  Así lo recordó el Papa Francisco al recibir esta mañana a los participantes en el partido amistoso asociado a un evento de recaudación de fondos para apoyar el proyecto "Un calcio all'esclusione" (Una patada contra la exclusión), promovido por la Diócesis de Roma con el objetivo de favorecer la inclusión de los rom (gitanos, romaníes, cíngaros o rom, una comunidad o etnia originaria del subcontinente indio) y las personas más vulnerables. El "equipo del Papa - Fratelli tutti" está compuesto por guardias suizos, empleados del Vaticano, hijos de empleados y sacerdotes. El Pontífice recordó la especial composición de esta formación:

En el terreno de juego -con una camiseta con la leyenda "Fratelli tutti" (Hermanos todos)- también habrá un joven futbolista con síndrome de Down, un miembro de las "Olimpiadas Especiales" y tres inmigrantes. Estos tres migrantes, tras un viaje marcado por los abusos y la violencia, que les hizo pasar del campo griego de Lesbos al italiano, han sido acogidos por la Comunidad de Sant'Egidio y están viviendo una experiencia de integración. Gracias a todos por aceptar formar parte del "equipo del Papa". Es un equipo en el que no hay barreras y que hace de la inclusión la simple normalidad.

Ser Iglesia es vivir como convocado por Dios

El Papa Francisco, que aceptó la propuesta de la Organización Mundial del Rom de organizar un partido de fútbol para relanzar el compromiso contra el racismo y la discriminación, alentó entonces "con particular afecto" el proyecto "Una patada contra la exclusión". Y expresó su agradecimiento al club Lazio que "amable y generosamente acoge y apoya esta iniciativa", encomendada por el Pontífice al Consejo Pontificio de la Cultura. El Santo Padre también recordó su visita del pasado 14 de septiembre a Košice, en Eslovaquia, con la comunidad gitana. En aquella ocasión, Francisco había instado a "pasar de los prejuicios al diálogo, de los cierres a la integración":

Después de escuchar los testimonios de algunos miembros de la comunidad -historias de dolor, redención y esperanza- recordé a todos que "ser Iglesia es vivir como un convocado por Dios, es sentirse dueño de la vida, ser parte del mismo equipo". Utilicé precisamente estas expresiones, tomadas del lenguaje del fútbol, que además encajan muy bien con el significado de su partido. Demasiadas veces, les dije a los gitanos de Košice, los gitanos han sido objeto de preconceptos y juicios despiadados, de estereotipos discriminatorios, de palabras y gestos difamatorios. Como resultado, todos nos hemos empobrecido en humanidad.

El deporte puede tender puentes de amistad

Por eso, dijo el Papa, el evento deportivo previsto para el domingo 21 de noviembre "tiene un gran significado": indica que "el camino de la convivencia pacífica es la integración". A continuación, el Pontífice recordó a los representantes de la Organización Mundial de Gitanos, con sede en Zagreb, que los objetivos decisivos son los que hacen ganar la esperanza.

Queridos amigos gitanos, sé que en Croacia dais vida a muchas iniciativas deportivas de inclusión, para ayudar al conocimiento mutuo y a la amistad. Es un signo de esperanza. Porque los grandes sueños de los niños no pueden romper nuestras barreras. Los niños, todos los niños, tienen derecho a crecer juntos, sin obstáculos y sin discriminación. Y el deporte es un lugar de encuentro e igualdad, y puede construir una comunidad a través de puentes de amistad. Gracias por esta visita. Le deseo un buen partido. No importa quién marque más goles, porque el gol decisivo es el que marcáis juntos, el que hace que gane la esperanza y da una patada a la exclusión.

Mañana, domingo 21 de noviembre, Radio Vaticano y Vatican News transmitirán el comentario radiofónico del partido de fútbol "Fratelli tutti", programado para las 14.30 horas (la transmisión comienza a las 14.00 horas) en el Centro de Entrenamiento del Club Deportivo Lazio en Formello. 

20 noviembre 2021, 14:02