Buscar

Vatican News

Gracias a la solidaridad del Papa, los prófugos de Lipa tendrán refugio

El Papa ha enviado una donación para la construcción de algunas estructuras en el campo de acogida temporal situado en el extremo noroeste de Bosnia-Herzegovina. Esta mañana se ha celebrado la colocación de la primera piedra en presencia del nuncio, Monseñor Luigi Pezzuto: "Es un signo de la cercanía de Francisco al drama de tantos emigrantes, a los que es necesaria la solidaridad de todos los países".

Benedetta Capelli - Ciudad del Vaticano

Una intervención humanitaria para dar dignidad a quienes viven en el campo de refugiados de Lipa, sacudido en las últimas horas por la muerte de un migrante y la agitación que le siguió. Este es el sentido de las iniciativas promovidas por la Nunciatura Apostólica de Bosnia-Herzegovina gracias a la donación del Papa Francisco. Una cantidad que se destinará a la construcción de 2 salas polivalentes y comedores para las familias y los menores alojados en el campamento permanente de Lipa, actualmente en construcción. Esta mañana se ha celebrado la ceremonia de colocación de la primera piedra en presencia del Nuncio Apostólico en Bosnia y Herzegovina, Monseñor Luigi Pezzuto. La Cáritas diocesana de Banja Luka, la Cáritas Ambrosiana y la ONG del ACLI, Ipsia, también contribuyeron a la construcción y gestión de las estructuras.

Ayuda para el campo de refugiados de Lipa
Ayuda para el campo de refugiados de Lipa

Lugares para humanizar

"Están justo en el camino a Lipa": dice Monseñor Luigi Pezzuto a Vatican News, junto a él están también el Obispo de Mostar, Monseñor Petar Palić, y el Director de Caritas Mostar. El programa incluye la colocación de la primera piedra de las estructuras que ayudarán a los inmigrantes a sentir el campamento como su hogar. El Nuncio destacó que este nuevo gesto de atención del Papa no es el primero. "Ya hemos construido e inaugurado, en el mes de octubre, dos pequeños centros -explica- en los que los niños pueden jugar bajo techo porque, claro, en invierno aquí hace mucho frío, al ser una zona de montaña". Lugares, añade Monseñor Pezzuto, que no sólo sirven para albergar, sino que ayudan a crear armonía entre los migrantes. Ayer mismo la policía tuvo que intervenir tras el hallazgo del cuerpo sin vida de una persona, quizás un suicidio. Más tarde, tras algunos controles, se encontraron 255 migrantes, en su mayoría afganos y pakistaníes alojados en alojamientos improvisados, que fueron trasladados al centro de Lipa, entre ellos varios menores no acompañados.

Visita de Monseñor Pezzuto a Lipa
Visita de Monseñor Pezzuto a Lipa

Un llamamiento a la solidaridad internacional

"Es necesario – subraya Monseñor Pezzuto – que estas personas vivan mejor materialmente para suavizar también sus relaciones y reacciones, fruto de tantos años de sufrimiento y de viajes que han realizado a la espera de encontrar un lugar de acogida". Varias veces en las palabras del Nuncio se repite el término "humanizar", una referencia también a los pronunciamientos del Papa Francisco que varias veces se expresó sobre las condiciones de los migrantes de la llamada "ruta de los Balcanes".

Asegurémonos de que a estas frágiles e indefensas criaturas no les falten los debidos cuidados y los canales humanitarios preferentes

Lo dijo en el Ángelus del 7 de febrero de 2021, cuando más de 9 mil refugiados, procedentes de Afganistán, Pakistán, Bangladesh, Siria, Irak, Irán, estaban varados en Bosnia-Herzegovina, no sólo en el campo de Lipa, sino también en otros centros de recogida. También se empezó a hablar de Lipa tras el incendio de la ciudad de tiendas de campaña el 23 de diciembre del año pasado, que obligó a 1.500 refugiados a vivir en condiciones desesperadas bajo la nieve. Sólo más tarde se instaló una ciudad de tiendas temporal a la espera de la reconstrucción completa del campamento. Para el Nuncio Pezzuto, "las personas que viven aquí son prisioneros que querrían salir, pero todo está cerrado a su alrededor. Necesitamos la solidaridad de todos los países para que haya una distribución equitativa en los distintos lugares y países.

Encuentro con los voluntarios de Lipa
Encuentro con los voluntarios de Lipa

La ruta de los Balcanes es una de las vías de entrada a Europa de los inmigrantes y solicitantes de asilo. En los últimos cinco años, cientos de miles de personas han huido de sus países en apuros, en guerra o debido a la persecución y han transitado por los Balcanes. A partir de 2018, el paso por esta ruta suele terminar en Bosnia y Herzegovina, donde las estimaciones hablan de unos 9 mil migrantes y solicitantes de asilo, la mayoría de ellos alojados en campamentos. Se trata de familias enteras, hombres, niños y menores no acompañados.

Monseñor Pezzuto en Lipa
Monseñor Pezzuto en Lipa
02 julio 2021, 17:02