Buscar

Vatican News
2021.01.28 documental Al di Qua deCorrado Franco sobre los sin techo 2021.01.28 documental Al di Qua deCorrado Franco sobre los sin techo 

El Papa Francisco y los sin techo, la "bofetada" a la mundanidad

En una carta de 2017 dirigida a los autores del documental "Al di qua", dedicado a los sin techo de Turín, el testimonio de la sensibilidad del Papa hacia los últimos. De la historia de Rodolfo Spagone, muerto en la ficción cinematográfica y unos meses después en la realidad, se desprende el "sufrimiento inimaginable de un pueblo de hermanos"

Michele Raviart - Ciudad del Vaticano

Dios "permanece a la espera de que su presencia se manifieste en el encuentro con los hermanos que solemos llamar últimos. Último según la clasificación del mundo, pero primero según la novedad del Evangelio". Lo escribió el Papa Francisco en una carta fechada en 2017, pero conocida solo desde el pasado mes de abril, en la que expresaba su aprecio por el documental "Al di qua", del director Corrado Franco, protagonizado por los sin techo de Turín. Un tema que ha vuelto al primer plano en los últimos días con la triste historia de la muerte de unos indigentes cerca del Vaticano, que había solicitado un pensamiento y una oración del Papa -en particular hacia uno de ellos, Edwin- en el Ángelus del 24 de enero.

"De este lado" con los sin techo

El documental, seleccionado en los Oscar para competir en la categoría de Mejor Documental en 2018, nominado en el quinteto finalista de los Nastri d'Argento 2017, había sido emitido por la Rai en la noche de Pascua del año pasado. En la ficción cinematográfica, la procesión para asistir al funeral del vagabundo Rodolfo Spagone es una oportunidad para que los marginados de Turín reflexionen sobre sus vidas, sobre las circunstancias que les han llevado a vivir en la calle, sobre su relación con Dios. Un camino de redención simbolizado por la levitación hacia el cielo de Rodolfo, que tras su muerte "se eleva" entre las luces de la capilla de Santa Maria della Speranza del hospital Martini, único lugar "en color" de una realidad contada con la crudeza del blanco y negro.

La verdad y no la finalidad

Unos meses después del estreno del documental, en una trágica correspondencia con la realidad, Rodolfo Spagone falleció realmente en noviembre de 2017, a los 60 años. Y es a partir de esta circunstancia, que el Papa expresa su gratitud por "esta preciosa producción cinematográfica", en la que el director y los operadores "supieron proponer la verdad y no la ficción" y anima a promover capilarmente la obra, definida como una "sana 'bofetada' a la mundanidad".

Documental "Al di qua"
Documental "Al di qua"

Mirar el mundo con los ojos de los pobres

"La 'subida al cielo' del querido Rodolfo Spagone -escribió el Papa- ocurrió realmente. Su oración resuena en mi corazón: 'Señor, dale a cada uno su justa muerte, aquella que procede de una vida en la que tuvo amor y aún conocimiento y dolor'".  "El sufrimiento inimaginable de un pueblo de hermanos -subrayó Francisco- nos cuestiona, desafía sin ambages nuestra credibilidad como hombres y como cristianos. "Sus miradas -continúa- se resumen en la pregunta de Emanuel -uno de los protagonistas del documental- "¿Dónde está Dios?". En ese grito existencial es Dios mismo quien nos interroga". "En una sociedad lacerada por la lógica del beneficio que produce siempre nuevas pobrezas y genera la cultura del descarte, no desisto de invocar la gracia de una Iglesia pobre y para los pobres", concluyó el Papa, añadiendo que "es necesario mirar el mundo con los ojos de los pobres para ponerse al servicio de la salvación de todos."

La memoria de Edwin

Por eso, nunca más habrá historias como la de Edwin, que murió de frío a los 46 años el pasado 20 de enero, en las inmediaciones de la Plaza de San Pedro, "ignorado por todos" y "abandonado, también por nosotros", en una situación que "se une a la de muchos otros sin techo que han muerto recientemente en Roma en las mismas dramáticas circunstancias". De hecho, al menos diez personas sin hogar han desaparecido en Roma desde principios de año a causa del invierno, la última de las cuales fue una mujer de 54 años encontrada cerca de una caravana abandonada en la Magliana hace tres días. Tragedias que a menudo se producen en la indiferencia y que implican a personas a las que el Papa, a través de la Limosnería Apostólica, presta su ayuda concreta. Desde las duchas cerca del pórtico de Bernini, pasando por la puesta a disposición del Palazzo Migliori y otras dos estructuras para darles cobijo, hasta la distribución de tampones y vacunas, el objetivo es siempre no considerar a estas personas como una parte excluida y separada del resto de la sociedad.

El funeral de "Robertino"

Historias como las de "Robertino" Molinari, que tras años de vivir en la calle cerca de las murallas del Vaticano se trasladó a la residencia del Binario 95 en la estación de Termini, donde era querido y bien visto por todos. Allí murió a los 64 años, rodeado del calor de los voluntarios, pero después de haber dormido toda una vida "frente a una puerta", como recordó el cardenal Konrad Krajewski, elector del Papa en su funeral, citando la parábola de Lázaro y el rico Epulón.

29 enero 2021, 12:30