Buscar

Vatican News

Ángelus, el Papa: detener el derramamiento de sangre inocente en Nagorno-Karabaj

En las palabras tras el rezo del Ángelus, el Papa Francisco renovó su dolor por el conflicto en el Cáucaso e invitó a rezar por las poblaciones de la zona del Mar Egeo, afectadas por un fuerte terremoto. También anunció que mañana celebrará la misa en sufragio de los difuntos en el Cementerio Teutónico del Vaticano.

María Cecilia Mutual – Ciudad del Vaticano

“En este día de celebración no olvidemos lo que está sucediendo en Nagorno-Karabaj”, dijo el Papa tras rezar la oración mariana en la Solemnidad de Todos los Santos. Francisco recordó que en la región caucásica “los enfrentamientos armados se suceden con frágiles treguas, con trágico incremento de víctimas, destrucción de viviendas, infraestructuras y lugares de culto, con la implicación cada vez mayor de la población civil. Es trágico”

“Quisiera reiterar mi apremiante llamamiento a los responsables de las partes en conflicto para que intervengan lo antes posible para detener el derramamiento de sangre inocente. Que no piensen en resolver la controversia con la violencia sino en empeñándose en una sincera negociación con la ayuda de la comunidad internacional. Por mi parte, estoy cerca de todos los que sufren e invito a pedir la intercesión de los santos por una paz estable en la región.”

No olvidar a las poblaciones del Mar Egeo

El Obispo de Roma instó también a no olvidar a “las poblaciones de la zona del Mar Egeo, que hace dos días fueron afectadas por un fuerte terremoto”, invitando a rezar por ellas.

El ejemplo del beato McGivney

Asimismo, el Pontífice recordó la beatificación ayer en Hartford, Estados Unidos de América, de Michael McGivney, sacerdote diocesano y fundador de los Caballeros de Colón. "Comprometido con la evangelización, se prodigo para atender las necesidades de los necesitados, promoviendo la ayuda mutua”. “Que su ejemplo – dijo  – nos estimule a todos a dar cada vez más testimonio del evangelio de la caridad. Un aplauso para el nuevo beato”.

La carrera de Todos los Santos

Además, saludando a los fieles romanos y peregrinos  de varios países, dirigió un saludo especial “a los participantes en la carrera de los santos promovida por la Fundación Don Bosco en el mundo, que este año también están compitiendo a distancia e individualmente”. El Papa evidenció que aunque el evento deportivo tiene lugar en pequeños grupos en respeto de la distancia impuesta por la pandemia, “ofrece una dimensión de celebración popular a la celebración religiosa de todos los santos". "Gracias por su iniciativa y su presencia”, les dijo.

Mañana, la misa en el Cementerio Teutónico en el Vaticano

Finalmente, Francisco anunció que mañana, celebrará la misa en sufragio de los difuntos en el Cementerio Teutónico, “lugar de entierro en la Ciudad del Vaticano”.

Me uno así espiritualmente a los que en estos días, en observancia de las normas sanitarias, que es importante, van a rezar a las tumbas de sus seres queridos en todas partes del mundo.

 

01 noviembre 2020, 12:58