Buscar

Vatican News

Alemania: el último adiós a Georg Ratzinger. Mensaje de Benedicto XVI

El Papa emérito Benedicto XVI ha seguido hoy mediante live stream el funeral de su hermano Georg Ratzinger - que murió el pasado 1 de julio - desde el Vaticano. Ha estado conectado con la comunidad de celebrantes de la catedral de Ratisbona - ha destacando el obispo de Ratisbona, Rudolf Voderholzer - al comienzo del Réquiem de hoy.

Mario Galgano – Ciudad del Vaticano

En el Réquiem, el secretario privado del Papa emérito, el arzobispo Georg Gänswein, leyó un obituario escrito por Benedicto XVI sobre su hermano. La carta está fechada el 7 de julio, y está dirigida al obispo Rudolf Voderholzer de Regensburg.

"Que Dios te pague, querido Georg, por todo lo que has hecho, sufrido y me has dado", escribe el Papa emérito en la carta. El arzobispo Gänswein tuvo que luchar varias veces con lágrimas para leer el texto. En la carta Benedicto XVI da una explicación de su sorprendente viaje a Ratisbona para visitar a su hermano en su lecho de enfermo el pasado 18 de junio. "No pidió mi visita. Pero sentí que era hora de ir a él de nuevo. Por esta señal interior que el Señor me ha dado, estoy profundamente agradecido. Cuando se despidieron en la mañana del 22 de junio, justo antes del vuelo de regreso a Roma, ambos habrían entendido "que sería una partida de este mundo para siempre". Pero también sabían que Dios "que nos ha dado esta unión en este mundo también reina en el otro mundo y nos dará una nueva unión", se lee en la carta.

El Papa Emérito agradeció al obispo de Ratisbona, Rudolf Voderholzer, por su compromiso "en estas semanas de despedida". Benedicto XVI también recordó las difíciles circunstancias del cambio de rol de Georg Ratzinger como director musical de la catedral de Ratisbona (Kapellmeister). Si su madre no hubiera muerto antes, "no habría aceptado la llamada" que le había dado "alegría y dolor a la vez", recuerda Benedicto XVI. "La hostilidad y el rechazo no faltaron, especialmente al principio. Pero al mismo tiempo se convirtió en un padre para los jóvenes que le estaban y le están agradecidos como sus estudiantes en el coro de la catedral". Georg Ratzinger dirigió el coro de niños - conocido como "Domspatzen" - de fama mundial desde 1964 hasta 1994. Después de la misa de Réquiem fue enterrado en la tumba de fundación del "Domspatzen" en el cementerio católico inferior de Ratisbona.

Al comienzo del Réquiem, el obispo de Ratisbona, Rudolf Voderholzer, había recordado una vez más la sorprendente visita de Benedicto al lecho de enfermo de su hermano mayor del 18 al 22 de junio. "Este signo de humanidad emocionó a muchos. Razón de más para compartir tu dolor", dijo Voderholzer. El Réquiem fue transmitido en la página web de la diócesis desde la catedral de Ratisbona. Concelebraron el secretario privado de Benedicto, el arzobispo Georg Gänswein, y el nuncio apostólico en Alemania, el arzobispo Nikola Eterovic. También participaron el ex obispo de Ratisbona, el cardenal Gerhard Ludwig Müller, el cardenal Reinhard Marx de Munich y el obispo Gregor Maria Hanke de Eichstätt. El servicio fúnebre fue organizado musicalmente por una escuela de 16 antiguos alumnos del coro de la Catedral.

08 julio 2020, 14:30