Buscar

Vatican News
SYRIA-CONFLICT-ALEPPO Aleppo  (AFP or licensors)

Francisco: recemos por la amada Siria que sangra desde hace años

El Papa pide que se rece por la amada Siria, un país que "lleva años sangrando"

Amedeo Lomonaco – Ciudad del Vaticano

Durante la audiencia general de esta mañana, el Santo padre Francisco pidió que se rece por Siria, un país sacudido por una guerra que ha causado cientos de miles de víctimas desde el año 2011. El Pontífice dijo:

“Querría que en este momento todos recemos por la amada y martirizada Siria. Muchas familias, muchos ancianos, niños, deben huir de la guerra. Siria sangra desde hace años. Oremos por Siria”

Llamamiento a la hora del Ángelus

Las palabras que el Santo Padre pronunció esta mañana después de su catequesis se suman al sentido llamamiento que hizo el pasado 9 de febrero a la hora del Ángelus  dominical. En esa ocasión, Francisco pidió "a la comunidad internacional y a todos los actores implicados" a servirse de "los instrumentos diplomáticos, el diálogo y de las negociaciones, en el respeto del derecho humanitario internacional, para salvaguardar la vida y el destino de los civiles". Y recordó:

“Siguen llegando noticias dolorosas del noroeste de Siria, en particular sobre las condiciones de tantas mujeres y niños, de personas constreñidas a huir a causa de la escalada militar”

Drama humanitario

Durante su pontificado, el Papa Bergoglio recordó repetidamente la dramática situación de Siria. En una carta dirigida al Presidente sirio Bashar Hafez Al-Assad, fechada el 28 de junio de 2019, alentaba al Jefe de Estado de Siria a mostrar buena voluntad para remediar una situación desastrosa tras la ofensiva lanzada contra la ciudad de Idlib en el noroeste del país. Y aún hoy en día, la gente sigue muriendo en esa martirizada región de Siria, mientras muchas personas se ven obligadas a dejar sus hogares.

¿Cuándo se encontrará una solución a la crisis?

Por la amada Siria, el Papa Francisco hizo varios llamamientos exhortando a rezar y a encontrar vías de diálogo y de paz. Lamentablemente, permanece aún si respuesta la pregunta que resonaba en su Mensaje Urbi et Orbi de 2013:

“¡Cuánta sangre se ha derramado! ¿Y cuántos sufrimientos deben infligirse aún antes de que se logre encontrar una solución política a la crisis?”

12 febrero 2020, 11:10