Buscar

Vatican News
Alemania. Conferencia en la ciudad de Berlín por la paz en Libia. Cancillería Alemania. Conferencia en la ciudad de Berlín por la paz en Libia. Cancillería  (AFP or licensors)

Libia. El Papa Francisco espera el fin de la violencia

Al final de la oración mariana del Ángelus, Francisco deseó el éxito de la cumbre de Berlín sobre la crisis en Libia. El Santo Padre exhortó a que se emprendiera un camino que condujera a una solución negociada. El borrador de la declaración final de la cumbre pide, entre otras cosas, un embargo de armas y el inicio de un proceso para un gobierno unificado.

Marco Guerra - Ciudad del Vaticano

Después del rezo del Ángelus, el Papa Francisco dirigió un pensamiento a la dramática situación de Libia, esperando un resultado positivo de la cumbre celebrada hoy en Berlín, a la que asistirán representantes de las partes en conflicto y de varias potencias internacionales:

Queridos hermanos y hermanas, hoy se celebra una conferencia en Berlín para discutir la crisis en Libia. Espero que esta cumbre, que es tan importante, sea el inicio de un camino hacia el fin de la violencia y una solución negociada que conduzca a la paz y a la tan deseada estabilidad del país.

Los actores presentes en Berlín

La reunión en la capital alemana, ve sentados alrededor de la misma mesa a los exponentes de las dos principales facciones que compiten por el control de Libia: Fayez Al-Serraj, primer ministro del gobierno de acuerdo nacional reconocido por la ONU con sede en Trípoli, y el general Khalifa Haftar, líder del Ejército Nacional Libio (LNA) y hombre fuerte de Cirenaica, la parte oriental del país, apoyado por la Cámara de Representantes en Tobruk.

La comunidad internacional

En Berlín también están todos los actores que participan de diversas maneras en el complicado tablero de ajedrez libio; entre ellos los representantes de Argelia, China, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Francia, Italia, Reino Unido, República del Congo, Rusia, Estados Unidos y Turquía. También participan organizaciones internacionales como la Liga Árabe, las Naciones Unidas, la Unión Africana y la Unión Europea. Túnez declinó la invitación porque llegaría "demasiado tarde".

Los objetivos

La conferencia busca reunir los intereses opuestos de las naciones que hasta ahora han ejercido su injerencia en la crisis del país norteafricano, alimentando a veces la escalada de la violencia. El objetivo es tratar de mediar entre todas las fuerzas para convencer a Al-Serraj y a Haftar de que mantengan el alto el fuego. En esta dirección van las declaraciones del ministro italiano de Asuntos Exteriores, Luigi Di Maio, al margen del evento: "Italia exigirá que la UE hable con una sola voz, para detener la venta de armas, para aplicar las sanciones previstas por el embargo de la ONU".

Sarraj critica a Europa

Mientras tanto, sin embargo, el primer ministro libio Sarraj critica a Europa porque, según él, llegó tarde y con posiciones divergentes: "Habríamos esperado que la UE se posicionara claramente contra la ofensiva de Khalifa Haftar. Y añade que, si Haftar no pone fin a las hostilidades, se necesitará una fuerza internacional.

Los 6 puntos de la declaración final

En estas horas se está difundiendo en los medios de comunicación internacionales el borrador de la declaración final, que se espera que firmen los participantes, y que consta de seis puntos principales: mantenimiento del alto el fuego, respeto del embargo de armas, reanudación del proceso político para lograr un gobierno unificado, reformas en el ámbito de la seguridad, reformas económicas, respeto de los derechos humanos. El texto podría seguir siendo objeto de presentaciones y cambios, mientras continúa la labor de los diplomáticos que participan en la cumbre.

19 enero 2020, 13:23