Buscar

Vatican News
El Santo Padre Francisco saluda al Director de la revista Aggiornamenti Sociali, el p. Giacomo Costa S.I. El Santo Padre Francisco saluda al Director de la revista Aggiornamenti Sociali, el p. Giacomo Costa S.I.   (Vatican Media)

El Papa a redactores: dar espacio a la perspectiva de aquellos que son descartados

Quienes investigan y reflexionan sobre temas sociales, deben acompañar a los lectores para que aprendan a juzgar con mayor responsabilidad, deben hacer dialogar “posiciones y puntos de vista”, haciendo interactuar “perspectivas y disciplinas”. Todo esto, con un corazón de pastor “que huele a oveja”, puesto que se debe dar espacio “a la perspectiva de aquellos que son descartados". Lo dijo el Papa a los redactores de la revista Aggiornamenti Sociali

Griselda Mutual – Ciudad del Vaticano

“Ayudar a los lectores a orientarse en el mundo que cambia”, es el lema de la revista “Aggiornamenti sociali”(en español “Actualizaciones Sociales”) que dirige el padre Giacomo Costa S.I., y que profundiza sobre temáticas sociales, políticas y eclesiales. Los redactores y colaboradores fueron recibidos hoy por el Papa Francisco en la Sala del Consistorio del Vaticano. El Santo Padre tomó precisamente el lema de la revista para desarrollar el discurso que entregó a los participantes. 

Discernir en la sociedad

Orientar – se lee en el discurso preparado por el Pontífice – es comprender dónde estamos, cuáles son los puntos de referencia, y luego decidir en qué dirección movernos. Y es por eso que “orientar tiene un significado muy cercano al discernimiento”.

Francisco señala que es un desafío a nivel personal, como de comunidad civil y eclesial, puesto que “no se trata sólo de proporcionar información fiable”, sino de “acompañar a los lectores para que aprendan a juzgar y a actuar con mayor responsabilidad y no sólo con rumores, tal vez sobre la ola de noticias falsas”. Es así que, según el pontífice, “no basta con entrenar la sensibilidad espiritual”, sino que se necesitan “habilidades y análisis específicos”.

Quien investiga debe tener corazón de pastor que huele a oveja

En cuanto al análisis científico de los fenómenos sociales, el Papa afirma que “hay que reiterar su importancia, pero sin caer en la tentación de una mirada aséptica de la realidad”. Se debe “acoger con la mirada del discípulo los resultados de la investigación científica, asumiendo la compasión que Jesús, el Maestro, siente y muestra por las personas sufrientes”.

Para los cristianos, además, el discernimiento de los fenómenos sociales no puede prescindir de la opción preferencial por los pobres: “antes de correr en su ayuda, esta opción nos pide que estemos de su lado, incluso cuando miramos a las dinámicas de la sociedad”. Se debe “dar espacio a la perspectiva de aquellos que son descartados".

Incluso aquellos que investigan y reflexionan sobre temas sociales están llamados a tener el corazón de un pastor que huele a oveja.

Un camino a recorrer juntos, asumiendo divergencias y conflictos

Afirmando que el discernimiento de los fenómenos sociales necesita de una confrontación seria y honesta, que implique a todas las partes implicadas, el Pontífice indica el camino de “un método sinodal”:

Se trata de construir una relación, hecha de palabras y gestos, fijarse una meta común y tratar de alcanzarla. Es una dinámica en la que todos hablan libremente, pero también escuchan y están dispuestos a aprender y cambiar.

Por otra parte, no hay que caer en la tentación de negar o disimular “las divergencias y los conflictos”: el Pontífice asegura que “hay que asumirlos para no quedarse atrapados en ellos”.

No hay que limitarse al nivel de ideas, hay que hacer

Otro paso en este camino de sinodalidad para discernir es hacer dialogar “posiciones y puntos de vista”, prestando atención a no caer en la tentación de limitarse al nivel de las ideas, olvidando la concreción del hacer y del caminar juntos”.

Hay que hacer interactuar “diferentes perspectivas y disciplinas”, promoviendo “relaciones de respeto y amistad entre las personas involucradas, que descubren cómo el encuentro enriquece a todos”.

Se debe unir a toda la familia humana

El Sumo Pontífice ha querido subrayar tres ámbitos de especial relevancia: el de la integración de los sectores de la sociedad que, están marginados, y en los que se encuentran las víctimas de la cultura del descarte: ellas, dijo, “ven cosas que otros no pueden ver”.

También hay que “reforzar los pactos de confianza y solidaridad entre generaciones”, dado que “la aceleración del cambio social arriesga con alejar a los jóvenes de su pasado, proyectándolos hacia un futuro sin raíces y haciéndolos más fáciles de manipular”, al tiempo que expone a los más ancianos "a la tentación del juvenilismo”.

El tercer ámbito que puntualiza Francisco es el de la promoción de oportunidades de encuentro y acción común entre cristianos, creyentes de otras religiones y personas de buena voluntad, puesto que si no se logra “unir a toda la familia humana, será imposible avanzar en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral”.

La alegría del compromiso social

A los redactores y colaboradores de la revista el Santo Padre Francisco anima a comprometerse “con la justicia y el cuidado de la casa común”, que está “asociado a una promesa de alegría y plenitud”, porque ponerse “de parte de los pobres”, dice, “es un encuentro con el sufrimiento y la injusticia, pero también con una felicidad genuina y contagiosa”.

El compromiso por la justicia – precisa - nos hace entrar en la dinámica de las bienaventuranzas: "Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados" (Mt 5,6)”.

“Sigan cultivando este hambre e contagiando a los demás: juntos experimentaremos el don de ser saciados”, finaliza el Papa en el discurso. 

06 diciembre 2019, 12:05