Buscar

Vatican News
Pesebre de Santa Ana en Vaticano. Pesebre de Santa Ana en Vaticano.  La nota

Se ha manifestado la gracia de Dios

Durante la vigilia de Navidad, el Papa Francisco nos recuerda que "Dios continua amando a cada uno, incluso al peor". Y en el mensaje Urbi et Orbi nos invita a orar por los muchos niños que sufren la guerra

VATICAN NEWS

"Se ha manifestado la gracia de Dios. Esta noche nos damos cuenta de que, aunque no estábamos a la altura, Él se hizo pequeño para nosotros; mientras avanzábamos en nuestros asuntos, Él vino entre nosotros. La Navidad nos recuerda que Dios sigue amando a cada hombre, incluso al peor». En la noche de Navidad, celebrando la vigilia y la Misa, Francisco nos recordó el amor incondicional de Dios, que se hace pequeño, indefenso, niño, para atraernos hacia Él. 

 "Dios no te ama porque piensas bien y te comportas bien; Él simplemente te ama - dijo el Papa - su amor es incondicional, no depende de ti. Puedes tener ideas equivocadas, puedes haberlas combinado en todos los colores, pero el Señor no deja de amarte... En nuestros pecados sigue amándonos». En Belén, Jesús nació "pobre de todo, para conquistarnos con la riqueza de su amor".

Al mediodía, Francisco se ha asomado desde el Balcón central de la Basílica de San Pedro para el tradicional mensaje de Urbi et Orbi, a la Ciudad de Roma y al mundo entero. "Que Cristo sea la luz para los muchos niños que sufren guerras y conflictos en el Medio Oriente y en varios países del mundo", ha dicho, pidiendo que Jesús traiga "consuelo para el querido pueblo sirio" y para el libanés, y que sea luz para Tierra Santa donde muchos "esperan días de paz, seguridad y prosperidad". El Papa ha invocado consuelo para Irak y Yemen.

Francisco, por tanto,  ha rezado por todo el continente americano, que atraviesa agitaciones sociales y políticas, "por la querida Ucrania" y por los pueblos de África, "donde persisten situaciones sociales y políticas que a menudo obligan a las personas a emigrar, privándolas de una casa y una familia". Ha citado los conflictos en la República Democrática del Congo y los "perseguidos por su fe religiosa, especialmente los misioneros y los fieles secuestrados, y los que son víctimas de los ataques de grupos extremistas, especialmente en Burkina Faso, Malí, Níger y Nigeria".

Ha pedido que el Niño de Belén "sea defensa y apoyo" para aquellos que "deben emigrar con la esperanza de una vida segura", cruzando "desiertos y mares, transformados en cementerios", obligados "a sufrir abusos indecibles, esclavitudes de todo tipo y torturas en campos de detención inhumanos". "Que el Emmanuel sea luz para toda la humanidad herida - ha concluido Francisco - ablande nuestro corazón, a menudo endurecido y egoísta y nos haga instrumentos de su amor".

A las 10 de la mañana del día de Navidad, el Papa Francisco, el primado anglicano Justin Welby y el reverendo John Chalmers, ex moderador de la Iglesia Presbiteriana de Escocia, han enviado un mensaje conjunto a los líderes políticos de Sudán del Sur, en el que los invitan a un compromiso renovado en el camino de la reconciliación y la fraternidad, para que su visita al querido país finalmente sea posible. 

Vatican News, el día de Navidad, volvió a publicar una meditación escrita en Jerusalén en 2006 por el cardenal Carlo María Martini y dedicada a la simplicidad de la fe en Dios que se hace niño y que contemplamos en el Pesebre: «Puede bastar poco para creer si el corazón está disponible y si escuchamos al Espíritu .. Si somos simples y estamos disponibles a la gracia, entramos en el número de aquellos que son dados para proclamar esas verdades esenciales que iluminan la existencia y nos permiten tocar con la mano el misterio manifestado por la Palabra hecha carne. Experimentamos como la alegría perfecta es posible incluso en este mundo, a pesar de los sufrimientos y dolores de cada día".

25 diciembre 2019, 12:29