Buscar

Vatican News
JMJ Panamá Papa Francisco evangelización cambio Jóvenes llevan la cruz de la JMJ de Panamá  La nota

El centro es la Evangelización, no el cambio

El resumen sobre la actividad del Papa y la Santa Sede. Francisco se reunió con los miembros de la Curia romana para los tradicionales saludos navideños. En el encuentro saludó al Cardenal Sodano que deja el cargo de Decano del Colegio Cardenalicio. El Papa ha establecido que este cargo sea de quinquenal. En el Aula Pablo VI, el abrazo de los empleados del Vaticano. Publicado el texto completo del diálogo con los estudiantes de un instituto secundario romano.

Sergio Centofanti – Ciudad del Vaticano

La primera y más importante tarea de la Iglesia es la evangelización. Francisco lo reitera con claridad con ocasión del intercambio de saludos navideños a la Curia Romana. La Iglesia existe para anunciar el Evangelio. Es éste el corazón de la reforma en curso: hacer que todas las estructuras eclesiales sean más misioneras. El Pontífice cita al cardenal Martini: “La Iglesia se ha quedado doscientos años atrás”. No porque no se haya adaptado a las modas del tiempo sino precisamente al contrario, porque es menos misionera: porque se no hay valentía de la fe el mundo se vuelve siempre menos cristiano.

La fe - subraya el Papa - implica un cambio: una conversión continua, un éxodo constante del egoísmo al amor, una transformación interior que nos hace siempre "más humildes, más santos, más caritativos" e incluso "más felices, más llenos de Dios" y por ello más cercanos a las personas, sobre todo a los más necesitados, tanto en sentido material como espiritual. Francisco recuerda el mandamiento de Jesús: "En esto conocerán todos que sois mis discípulos: si os amáis los unos a los otros". Es un mandamiento de 2000 años de antigüedad, y sin embargo nosotros los cristianos debemos llevarlo a cabo una y otra vez. También para evitar crear incomunicación y odio en la misma comunidad cristiana. No se trata de "pasar a una pastoral relativista", sino de saber "leer los signos de los tiempos con los ojos de la fe".  El cambio - repite Francisco - se basa principalmente en la fidelidad al depositum fidei y a la Tradición, pero "la Tradición no es estática, es dinámica". El verdadero desarrollo de la doctrina no es seguir los vientos del tiempo: tiene en su centro "la estabilidad de Dios". No todos pueden comprender plenamente el alcance de los gestos, las palabras y las decisiones de Francisco, dijo recientemente el cardenal Marc Ouellet. Hay quienes le hacen decir lo que no dice, como si estuviera fundando una nueva Iglesia. Algunos lo acusan de transgredir la doctrina de siempre: de eso acusaban a Jesús. Francisco pide simplemente a los cristianos que cumplan la tarea más importante: llevar a todos el amor de Dios hecho hombre. Esta es la Navidad. 

Llevar la sonrisa de Dios a todos es la invitación que hizo a los empleados del Vaticano. A veces", observó, "se hace difícil sonreír, por muchas razones. Entonces necesitamos esta sonrisa: "Jesús es la sonrisa de Dios" y sólo Él puede ayudarnos, porque sólo Él es el Salvador. La Navidad es para llevar esta "humilde y sencilla sonrisa" a quienes la necesitan. El Papa eligió el día de la felicitación navideña a la comunidad de la Curia para aceptar la dimisión del cardenal Angelo Sodano como decano del Colegio Cardenalicio. El cardenal de 92 años la presentó por motivos de edad. Francisco le agradeció de todo corazón por un servicio que duró casi 15 años y con un Motu proprio especial estableció que de ahora en adelante este oficio debe durar cinco años, eventualmente renovable, y que al final del mandato el cardenal saliente reciba el título de "Decano Emérito".

Por último, hoy L'Osservatore Romano y Vatican News publicaron el texto completo del diálogo del Papa con los estudiantes del instituto secundario estatal "Pilo Albertelli" de Roma, con quienes el Pontífice se encontró ayer por la mañana. A los jóvenes, Francisco les recordó el mensaje más importante de la fe, el amor gratuito: "Es muy difícil ir por el camino de la gratuidad, hacer gestos gratuitos. El único camino para hacerlos es el amor. Pero quien ama no busca su propio interés. Porque en el amor la recompensa es el hecho de amar. Y amar es una gran palabra. Diría que lo más grande que podemos hacer es amar, amar".

21 diciembre 2019, 16:43