Buscar

Vatican News

Monseñor Semeraro: la espera de la visita del Papa a Albano

El sábado 21 de septiembre, en la fiesta de San Mateo, el Papa Francisco va a visitar la ciudad del Lacio de Albano, donde presidirá la Misa con la población y rezará con los sacerdotes. La historia de la excitante expectativa de la Diócesis en las palabras de Mons. Marcello Semararo, Obispo de Albano.

Stefano Leszczynski - Ciudad del Vaticano

Lo que le espera al Papa Francisco no es sólo toda la comunidad diocesana y cristiana, sino toda la ciudadanía de Albano. Mons. Semeraro, quien se prepara para vivir en primera persona y con su clero unos momentos de profunda espiritualidad y comunión con el Papa Francisco, expresa las expectativas que esta visita genera en su comunidad.

Misa y encuentro con el clero

El momento más importante -explica Monseñor Semeraro- es sin duda la celebración eucarística, que por razones de espacio se celebra en la plaza dedicada a Pío IX y por eso llamada Piazza Pía, junto a la catedral de San Pancracio. En primer lugar, sin embargo, hay un momento más íntimo de oración reservado al clero y a algunas personas que trabajan muy estrechamente en la Curia diocesana. Será una oración, en la que el Papa invitará al clero a rezar por la Iglesia; yo invitaré al clero a rezar por el Papa y habrá una sucesión de intenciones. Luego los sacerdotes se pondrán en orden para la procesión y el Papa se vestirá para la celebración de la Misa.

Una fecha significativa para el Papa

La visita del Papa Francisco - añade Mons. Marcello Semeraro - entrelaza su carácter de acontecimiento público con la dimensión personal que concierne a la vocación del Papa Francisco. En efecto, el 21 de septiembre -explica el obispo de Albano- representa una fecha particularmente importante para la historia vocacional del Santo Padre. También es un hecho conocido porque el Papa en el pergamino de su escudo de armas lleva una frase de San Bede, que comenta la vocación de Mateo: Miserando atque eligendo. Su llamada tuvo lugar el día de San Mateo y este es el punto de partida de la invitación dirigida al Santo Padre; pero también hay otro aspecto: el 21 de septiembre el Papa Benedicto XVI vino a la catedral, celebró la Santa Misa y dedicó el nuevo altar mayor que había sido restaurado y también inauguró la cátedra episcopal. Así que este 21 de septiembre se ha convertido en una fecha simbólica para celebrar el aniversario de la dedicación de la catedral, que para nosotros como Iglesia de Albano es también el inicio oficial de un nuevo año pastoral, pidiendo la ayuda del Señor que el Papa invocará con su bendición.

Una sorpresa para el Papa preparada por el Municipio y la Diócesis

La Iglesia de Albano y el Municipio de la ciudad - revela Mons. Semeraro - han colaborado en la creación de un mural, pintado en una pared puesta a disposición por la Diócesis. Es una obra del artista Mauro Pallotta, alias MauPal, centrada en el tema de la Encíclica Laudato Sì. La obra será presentada al Papa por el alcalde de Albano, el Dr. Nicola Marini.

La atención de Albano a las cuestiones medioambientales

La diócesis de Albano - explica Mons. Marcello Semeraro - es muy variada desde el punto de vista territorial. Está la parte más antigua, la de los Castillos, con el lago Albano y muchas otras realidades artísticas relevantes; luego está la zona central, que es la industrial y que se desarrolló mucho después de la guerra y luego con la Cassa del Mezzogiorno; por último, está la zona de la costa, que ve triplicarse el número de personas en verano. Además de la belleza natural, también están todos los problemas relacionados con la degradación del medio ambiente, que son muy sentidos por la población. Por lo tanto, el mensaje del cuidado de la Creación es muy importante para todos nosotros, también porque la ecología humana integral de la que habla el Papa, nos lleva al tema de la integridad y por lo tanto también de la belleza armoniosa del conjunto.

19 septiembre 2019, 10:49