Vatican News
La devastación causada por el huracán Dorian La devastación causada por el huracán Dorian 

El Papa cercano a las personas afectadas por el huracán Dorian

En un telegrama firmado por el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, el Papa Francisco expresa su cercanía a las Bahamas afectadas por el huracán Dorian, y asegura sus oraciones por las víctimas, con la "esperanza de que la comunidad internacional responda con prontitud y asistencia efectiva". El número de víctimas ha aumentado a 43

"El Papa Francisco se ha entristecido al conocer el devastador impacto del huracán Dorian en las Bahamas y ha expresado su solidaridad espiritual y su profunda preocupación pastoral por las personas afectadas por esta catástrofe”. Lo escribe el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado vaticano, al Arzobispo de Nassau, Monseñor Patrick Pinter, en un telegrama enviado en nombre del Pontífice.

En el texto, el Papa Francisco expresa su cercanía a las Bahamas, golpeadas por el huracán Dorian. Además de asegurar su propia oración por las víctimas, expresa la "esperanza de que la comunidad internacional responda con prontitud y asistencia efectiva" e invoca la bendición de Dios sobre quienes se ocuparán de la "gran obra de socorro y reconstrucción".

Monseñor Pinder habla de una situación devastadora

Por su parte, el Arzobispo de Nassau, Monseñor Patrick Pinder, dijo a la Agencia de noticias Sir que la situación en el noroeste de Bahamas, sigue siendo devastadora. Y ayer, durante las misas dominicales, el Prelado hizo un fuerte llamamiento a la oración por las víctimas, que mientras tanto llegaron a 43, y por las personas afectadas por el huracán Dorian.

"Las personas – explica el Prelado – son evacuadas de las islas Abaco y Gran Bahama. Todo el mundo se siente oprimido por la ansiedad, mientras se nos dice que el balance de las víctimas está destinado a aumentar, y a aumentar en gran medida. Alrededor de 70.000 personas en las dos islas del noroeste del archipiélago han sido afectadas por este huracán. La organización caritativa de la Iglesia de los Estados Unidos, Catholic Relief Services, "está en el lugar evaluando la situación en Abaco y Gran Bahama. Sus evaluaciones guiarán la respuesta de la arquidiócesis”.

Están llegando los primeros socorros

“La ayuda inicial ya está en camino", dice el Arzobispo. “Y no se trata de un desafío a corto plazo". El informe (el octavo desde el inicio de la crisis) publicado el sábado por la agencia caribeña Caribbean disaster emergency management agency (Cdema), que gestiona las emergencias causadas por los desastres, reporta 43 víctimas, 76 mil personas afectadas por el fenómeno meteorológico y 15 mil personas necesitadas de ayuda. Las organizaciones presentes en las islas de Gran Bahama y Abaco están llevando los primeros auxilios pero operan con dificultad y algunas áreas todavía están aisladas.

09 septiembre 2019, 14:50