Buscar

Vatican News
archivo archivo 

El Papa envía un mensaje a la Fundación Cuida en Chile

El Santo Padre envió un Video mensaje en Twitter dirigido a Mons. Celestino Aós, Administrador Apostólico de Santiago y pro gran canciller de la Universidad Católica de Chile y a la Fundación para la Confianza, que han firmado una alianza para crear el Centro CUIDA para la Investigación de los abusos contra menores

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

El Papa envió un Video mensaje dirigido a Mons. Celestino Aós, Administrador Apostólico de Santiago y pro gran canciller de la Universidad Católica de Chile y a la Fundación para la Confianza, que han firmado una alianza para crear el Centro CUIDA para la Investigación de los abusos contra menores.

Una Fundación que busca políticas para salvar a menores de abusos

“Quiero hacerme presente en este día en el que de alguna manera toma cuerpo ya definitivo la Fundación Cuida, que no es solamente un hacerse cargo de los diversos problemas, de prevención y de abusos, sino también de investigación, de buscar políticas para salvar cada vez más a los menores de todo lo que sea abuso, todo lo que sea manipulación, que de alguna manera destruya su corazón”.

El Papa recordó en su mensaje que esta fundación con todas las ciencias auxiliares, que se utilizarán, “están apuntando al corazón de los niños, al corazón de los menores”, para cuidar corazón de los niños.

Tras recordar la importancia del nombre de la Fundación: Cuida, porque como dijo “cuida con ternura” Francisco agradeció a las instituciones que colaboran con esto, y a todos lo que dieron su aporte en la creación. También palabras de agradecimiento a Mons. Celestino, por su “capacidad paternal que tiene de acoger, para llevar adelante procedimientos de este tipo, de construcción de la Iglesia Particular”.

Una Fundación creada por víctimas de abusos

 Esta fundación fue fundada por víctimas del ex cura Fernando Karadima, y son las mismas personas que el Papa acogió el año pasado en el Vaticano: José Andrés Murillo, James Hamilton e Juan Carlos Cruz.  La Universidad Católica y la Fundación Para la Confianza crean el Centro CUIDA para prevenir el abuso y la adversidad temprana.

Según la noticia del ateneo católico, ambas instituciones se comprometen a potenciar la investigación y el conocimiento científico y  aportar a políticas públicas que vayan en beneficio de la niñez y la adolescencia. "Desde ambas partes existe un genuino interés de aportar a un problema de grandes proporciones sociales, en el que las dos instituciones pueden contribuir desde sus fortalezas. La fundación desde la experiencia y la credibilidad social y la universidad desde su capacidad y experiencia académica para investigar en este ámbito”, afirmó el rector. 

Una alianza entre instituciones por la protección del menor

La alianza entre las instituciones se hizo efectiva con la firma de un acuerdo suscrito por el rector Ignacio Sánchez y el presidente ejecutivo de la Fundación Para la Confianza, José Andrés Murillo.

En la ceremonia estuvieron también presentes autoridades de la universidad y de la fundación, como asimismo, el administrador apostólico del Arzobispado de Santiago y pro Gran Canciller de la UC, monseñor Celestino Aós; la subsecretaria de la Niñez, Carol Bown; los obispos auxiliares de Santiago, monseñores Cristián Roncagliolo y Alberto Lorenzelli; representantes del Sename, del departamento de Prevención de Abusos de la Conferencia Episcopal de Chile, decanos, representantes de fundaciones y académicos.

En este marco, las dos instituciones se comprometieron en la prevención de experiencias adversas a temprana edad, con especial foco en el abuso sexual de niños, niñas y adolescentes.

Al inicio de la ceremonia, se exhibió el video con el saludo del Papa Francisco y sus buenos augurios para el trabajo que realizarán profesores e investigadores en el nuevo centro.   

Cuida: un espacio académico para responder a la protección del menor

CUIDA constituye un espacio académico y de investigación para responder a la urgente necesidad de avanzar como sociedad en la prevención de las experiencias adversas a temprana edad. Su propósito es reunir evidencia científica, impulsar políticas públicas y desarrollar herramientas de prevención, intervención y reparación. Está conformado por académicos y profesionales de diversas áreas y pretende ser un espacio interdisciplinario de estudio de los eventos adversos tempranos y el abuso sexual infantil en la sociedad, con especial atención al contexto eclesial.

Según palabras del rector Ignacio Sánchez, CUIDA busca identificar los aspectos sociales, culturales y familiares que permiten el abuso, así como aquellos que promueven la protección de la infancia y facilitan la reparación del daño. “Es al interior de la familia en donde se debe proteger de manera especial a los niños y niñas. Sin embargo, es allí donde de manera más frecuente su dignidad y derechos son más vulnerados”, señaló. Agregó que “desde la evidencia recogida y comparada, esperamos aportar a la política pública que nos permita avanzar hacia una sociedad más respetuosa y protectora de la niñez y de la adolescencia”. 

Asimismo, Sánchez enfatizó: “En nuestro país y al interior de la universidad, hemos sentido dolor, vergüenza y también rabia por lo que ha ocurrido en Chile, en  especial al interior de nuestra Iglesia”. Dijo que este mismo dolor y vergüenza lo expresó el Papa Francisco en su carta de abril del año pasado a los obispos. En ella pidió perdón a las víctimas y ofreció su voluntad para reparar el daño cometido. Luego, a fines de mayo 2018, en su carta  ‘Al pueblo de Dios que peregrina en Chile’, pidió mirar de frente el dolor causado y el rostro de las víctimas. “Y lo más importante -manifestó la autoridad académica- nos invita a los cristianos a ser protagonistas de la transformación que hoy la sociedad reclama. Debemos recoger su llamado a rechazar la cultura del abuso tanto de poder como la lacra de los abusos sexuales a menores”.

Tres líneas de investigación

En su camino hacia la generación de nuevo conocimiento, CUIDA emprenderá tres líneas de investigación: Impacto de la adversidad temprana en la salud, a cargo de James Hamilton; Contexto social e institucional, especialmente eclesiástico, del abuso en la niñez, liderado por José Andrés Murillo; y Apego y prevención de la adversidad temprana, encabezada por la psicóloga y directora académica del Centro CUIDA, María Pía Santelices. Junto a ellos trabajarán equipos de académicos y profesionales de diversas disciplinas: psicología, psiquiatría, genética, psicofisiología, neurociencias, teología, antropología, sociología, epidemiología, medicina, salud pública, derecho, historia y economía.

Respecto del trabajo científico que desarrollará el centro, la directora académica, María Pía Santelices, señaló que CUIDA quiere ser una ventana importante para América Latina y conectarse con el mundo para nutrirse de las experiencias de otros y poder aportar la propia. “Queremos influir en la política pública y en la construcción de una sociedad más respetuosa y protectora a la niñez. Sabemos que el bienestar en la niñez es un elemento transformador de la sociedad. La paradoja es que, teniendo eso claro en la teoría, existe aún una gran desprotección de la infancia y esta situación facilita la exposición de niños, niñas y adolescentes a experiencias adversas y traumáticas, y ellas afectan gravemente el desarrollo y la salud integral a lo largo de la vida y a nuestra sociedad”, advirtió. Finalmente, agregó: “Un círculo que debemos romper de una vez y para siempre. Ese es el camino que iniciamos hoy y pienso, sinceramente, que este proyecto conjunto con la Fundación Para la Confianza, nos permitirá hacer sinergia para avanzar hacia una sociedad mejor”.

 

 

15 agosto 2019, 13:38