Cerca

Vatican News
2018.10.09 Mons.  Christo Proykov 2018.10.09 Mons. Christo Proykov 

Papa en Bulgaria. Mons. Proykov: los jóvenes son el futuro de la fe

Bulgaria espera la llegada del Papa Francisco, quien del 5 al 7 de mayo próximo estará primero en la tierra de las rosas y luego en Macedonia del Norte. A continuación, la entrevista con el Presidente de la Conferencia Episcopal búlgara

Barbara Castelli - Ciudad del Vaticano

"La Iglesia de Bulgaria espera desde hace tiempo la llegada del Papa Francisco y se ha preparado para esta cita con una oración que se reza en todas las iglesias del país". Christo Proykov, obispo titular de Briula, y presidente de la Conferencia Episcopal de Bulgaria, explicó a los micrófonos de Vatican News que la oración se centraba en el lema del viaje apostólico del Papa Francisco a Bulgaria: "Pacem in terris".

Los católicos, por lo tanto, sólo el 1% de la población, han rezado en las últimas semanas la Oración por la Paz, para que el Padre Celestial convierta "los miedos en esperanza, las ofensas en perdón, para mantener encendida la insaciable antorcha de la reconciliación".

"Dios de Paz escucha nuestra súplica. Tráenos en tu paz. Enséñanos a vivir en paz: a amar a todos los que encontramos en nuestro camino, a escuchar su grito de ayuda, a compartir sus alegrías. Convierte nuestros miedos en esperanza, nuestras ofensas en perdón, para mantener la insaciable antorcha de la reconciliación. Dios de paz, concede la paz en las almas para mostrar con nuestras vidas que en la tierra la paz es posible. Amén. (Texto de la Oración por la Paz) "

La fe viva de los jóvenes búlgaros

El prelado habla de la dinámica de la fe de los jóvenes en Bulgaria y de cómo el país se está recuperando después de los años de régimen comunista. "Después de un período bastante difícil de ateísmo, un poco feroz", comenta, "en el que tuvimos a nuestros mártires, que fueron beatificados por Juan Pablo II, hay una falta de educación espiritual, no en las generaciones de hoy, sino en sus padres". Por eso los hijos se acercan a los sacramentos, sobre todo a los sacramentos del matrimonio: es un verdadero "apostolado de estos pequeños que toman en serio lo que les falta a sus padres". Mons. Christo Proykov recuerda también que en 1971 fue el primer sacerdote ordenado después de 19 años y que la Iglesia hoy involucra cada vez más a los jóvenes en la evangelización, también a través de la participación en las Jornadas Mundiales de la Juventud.

Entrevista con Mons. Christo Proykov

¿Con qué espíritu se prepara la Iglesia en Bulgaria para acoger al Papa Francisco?

R. - Estamos esperando de nuevo al Santo Padre en Bulgaria. Digamos "de nuevo" porque en menos de 20 años dos Papas han visitado Bulgaria. Esto rara vez sucede en la vida. Por eso todos estamos entusiasmados, especialmente los jóvenes, los que lo acogerán y lo verán por primera vez en sus vidas.

¿Cuál será, en su opinión, el corazón del camino apostólico? Hay muchas citas programadas y todas importantes...

R. - El Papa quiere seguir los pasos de Juan XXIII. Sabemos que, en el siglo pasado, Mons. Angelo Roncalli fue delegado apostólico aquí en Bulgaria. Le encantaba viajar a Bulgaria y conocía muy bien nuestro país, y sobre todo hay un buen recuerdo del que me gustaría hablarles. Le encantaba la ciudad en el Mar Negro, Mesembria. Pidió al Papa XI que cambiara su título de arzobispo de Areópolis, por el de obispo de Mesembria. Se lo concedieron y él, durante toda su vida como arzobispo, fue obispo de Mesembria.

Luego, hay un icono, una imagen de la Virgen que le gustó mucho: hizo una copia de ella y siempre la llevó consigo, incluso cuando se convirtió en Juan XXIII. El Papa Roncalli escribió una hermosa Encíclica "Pacem in terris": este es el lema que el Papa Francisco escogió para su viaje a Bulgaria. El Santo Padre quiere venir aquí precisamente para bendecir a nuestro pueblo, para orar con nuestro pueblo, pero también para hacer un llamamiento a la paz en todo el mundo. Esperamos que esta oración pueda llegar a los lugares donde falta la paz.

¿Cuáles son los desafíos para la Iglesia en Bulgaria hoy?

R. - Después de un período bastante difícil de ateísmo, un poco feroz -en el que tuvimos a nuestros mártires, que fueron beatificados por Juan Pablo II- hay una falta de educación espiritual, no en las generaciones de hoy, que gracias a Dios pueden aprender el catecismo, crecer en la fe, sino en sus padres. Es muy interesante que cuando los niños empiezan a estudiar la fe, cuando entienden que el matrimonio es un sacramento, cuando vuelven a casa preguntan a sus padres: "¿Están casados por la iglesia? Después del cambio, algunas familias vinieron a casarse. El apostolado de estos pequeños que toman en serio lo que les falta a sus padres es realmente muy fuerte.

Durante la visita Ad Limina en febrero de 2014, el Papa Francisco animó a los católicos búlgaros a ser misioneros para llenar los vacíos espirituales -dijo- "dejados por el pasado régimen ateo". ¿Cuáles son sus prioridades en el cuidado pastoral?

R. - Durante el régimen comunista, como todos los seminarios estaban cerrados y confiscados, hubo muy pocas ordenaciones. Por ejemplo, me ordené en 1971. ¡Han pasado 19 años desde que un sacerdote fue ordenado! Fui el primero en mucho tiempo. Esto es un vacío. Por eso trabajamos especialmente en esta dirección: trabajar mucho con los jóvenes. Desde que nos liberamos del régimen, por lo tanto, desde 1989, hemos estado participando en todas las JMJ y la participación de los jóvenes está aumentando cada vez más. Y eso es agradable. Estamos muy satisfechos con el espíritu de los jóvenes, porque viven su fe verdaderamente.

03 mayo 2019, 13:50