Buscar

Vatican News
Jean Vanier Jean Vanier 

Papa: en Jean Vanier, Dios ha dado un hombre de gran testimonio

La madrugada de este martes ha muerto Jean Vanier, fundador en 1964 de L'Arche (El Arca), una comunidad de acogida para personas con discapacidades mentales y activa en todo el mundo con más de 150 centros. Vanier tenía 90 años y estaba enfermo de cáncer

Manuel Cubías – Ciudad del Vaticano

Debilitado por el cáncer, Jean Vanier había estado en cuidados paliativos durante varios días en un centro médico de París, donde murió el martes. "Jean falleció al final de una larga vida de fertilidad excepcional. Su comunidad de Trosly, todo el Arca, Fe y Luz, muchos otros movimientos y miles de personas se han nutrido de su palabra y mensaje", dijeron los dos líderes de El Arca Internacional al anunciar la muerte del fundador. La misa fúnebre de Jean Vanier se celebrará el 16 de mayo de 2019, a las 14 horas, en Trosly-Breuil (Oise, Francia).

El Papa recuerda a Jean Vanier en el vuelo Skopie-Roma

El Papa Francisco, durante el encuentro con los periodistas en el vuelo que lo trae desde Macedonia del Norte a Roma declaró: "Sabía de la enfermedad de Jean Vanier, la Hermana Genevieve me mantuvo informado. Hace una semana lo llamé por teléfono, me escuchó, pero apenas podía hablar”.

El Papa agradeció la presencia de Jean Vanier: “Quiero expresar mi gratitud por este testimonio, un hombre que supo leer la eficacia cristiana desde el misterio de la muerte, de la cruz, de la enfermedad. Del misterio de los que son descartados en el mundo. Ha trabajado no sólo por los más pequeños, sino también por aquellos que, antes de nacer, tienen la posibilidad de ser condenados a muerte. Pasó su vida de esta manera. Gracias a él y gracias a Dios por habernos dado un hombre de gran testimonio”.

Algunos pensamientos de Jean Vanier

«El que corre mayor riesgo es quien declara que no tienen necesidad de nadie. Ese hombre crea guerra y competición. Sin embargo, en la medida en que se reconoce: soy débil, te necesito, estamos dispuestos a trabajar juntos».

«¿Estamos dispuestos a escuchar al débil? Esta es la cuestión –afirma–. Si se decide no escucharle, entonces seguiremos viviendo en la división, en la competición, en la guerra. Si optamos por acogerle, entonces construimos juntos el futuro».

«Sí, creo realmente que hay una especie de misterio en los pobres, como los llama Dios. Es un misterio que con frecuencia se olvida», concluye. «Todo depende, por tanto, de la fuerza para creer que el pobre es realmente importante».

07 mayo 2019, 20:47