Cerca

Vatican News
2019.04.27 Presidentes Unión Provincias de Italia 2019.04.27 Presidentes Unión Provincias de Italia  (Vatican Media)

El Papa: "Por una sociedad armoniosa donde no exista la pobreza y la exclusión”

El Papa animó a los presidentes de las Provincias de Italia, a que continúen con su labor, que sean un centro propulsor para alcanzar un desarrollo verdaderamente sostenible, entrando en armonía en la inmensa red de relaciones y logros creados por la naturaleza, la historia y el trabajo

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

 A los presidentes de la Unión de Provincias, en primer lugar el Papa les agradeció por la generosa oferta que dieron a la Elemosinería Apostólica como contribución para ayudar a los necesitados. Es sobre esta perspectiva que el Pontífice, dirigió sus palabras a los presentes.

“Nuestro tiempo se caracteriza por el desarrollo cada vez más rápido de tecnologías sofisticadas y el progreso de la investigación científica en los campos más diversos. Esto podría sugerir que la ciencia, la tecnología y la libre iniciativa de los individuos pueden responder eficazmente a las diferentes necesidades de la persona y la sociedad y prevenir la aparición de cualquier marginalidad, dando vida a una sociedad armoniosa, sin pobreza y exclusión”.

La realidad en cambio, dijo el Papa, sigue siendo más compleja.  Ante el aumento de oportunidades en paralelo aumentan las necesidades, campos en los que se debe intervenir con prontitud, cuestiones que merecen tener en consideración.  Además de los beneficios y desarrollos positivos en diferentes sectores, permanecen desequilibrios y la marginalidad, que requieren el compromiso inteligente y solidario de todos para ser adecuadamente afrontados. Para este propósito, es necesario el trabajo de grupos y asociaciones de la sociedad civil y la acción consciente y constante de los diferentes niveles en que se constituyen los poderes públicos.

Crear proyectos y políticas para el bienestar de la sociedad

A los presidentes, el Papal les dijo que es importante que se creen proyectos y políticas que combatan el abandono o el saqueo del territorio sin crear trastornos ambientales o la explotación indiscriminada del paisaje y los recursos histórico-ambientales. Son necesarias las escuelas y carreteras seguras para el progreso de la vida civil.  Y les recordó cuánto es importante ahorrar y su consecuente ventaja económica por una comunidad si se puede invertir con sabiduría el dinero y los recursos humanos para prevenir la degradación.

Les animó a seguir con valor y determinación su labor, para que las provincias sean un centro propulsor de una mentalidad que sepa alcanzar el objetivo de un desarrollo sostenible, entrando en la armonía de la red de relaciones y logros creados por la naturaleza, la historia, el trabajo y el ingenio de las generaciones que les precedieron.

“Las áreas en las que las Provincias en Italia actualmente despliegan sus habilidades son principalmente la defensa del suelo y la consolidación de las áreas en riesgo, la de la viabilidad de una red vial generalizada que conecta los centros pequeños y muy pequeños con las ciudades más grandes, y la gestión de escuelas secundarias superiores, garantizando su seguridad y funcionalidad”.

Las calles y escuelas: seguir un mantenimiento contra degradación

Son tareas que aunque parecen distintos sectores se dirigen hacia el mismo fin: el Santo Padre dijo que ambas tareas garantizan que las condiciones ambientales del territorio, como las de las carreteras y las escuelas, no se deterioren debido a la negligencia, debido a la falta del mantenimiento necesario, por indolencia en la adopción de las medidas indispensables para evitar la degradación ambiental o estructural y los peligros que conlleva.

Esta acción general, dijo, requiere una capacidad de diseño, un compromiso constante y una disponibilidad adecuada de los recursos necesarios para llevar a cabo las tareas con regularidad. Sin embargo, para que esto se realice, es necesario promover y difundir una sensibilidad ambiental más aguda y consciente. La importancia del cuidado de la casa común, entendida en todos sus aspectos, añadió, se debe sentir cada vez más, tanto por los ciudadanos individuales como por sus representantes en las instituciones.

Esto también permitirá identificar más medios para el cuidado del territorio y para el mantenimiento de edificios, sin considerarlo una carga, sino una oportunidad para un desarrollo concreto y real. Para una mejora efectiva en la calidad de vida, para evitar posibles tragedias y sus enormes costos humanos y económicos, como consecuencia de negligencia o imprevisibilidad, y para garantizar perspectivas sostenibles de desarrollo sostenible, es necesario, afirmó Francisco,  considerar el trabajo de mantenimiento y puesta en servicio. La seguridad de las escuelas, las carreteras y el medio ambiente como uno de los temas centrales a los que reservamos toda la atención que merece y requiere.

27 abril 2019, 12:39