Versión Beta

Cerca

Vatican News
Viaje Apostólico del Papa a los Países a Irlanda Viaje Apostólico del Papa a los Países a Irlanda  (Vatican Media)

Irlanda recibe a Francisco, un viaje de renovación

El Papa aterrizó en Irlanda alrededor de las 10.30 hora local. Además de los fieles irlandeses, miles de familias de los 5 continentes le esperan para el Encuentro Mundial dedicado a ellos.

Alessandro Gisotti - Dublín

La Irlanda que el Papa Francisco encontrará es muy diferente de la que encontró San Juan Pablo II hace 40 años. Secularizada, inmersa en las contradicciones de la modernidad que llegó casi al improviso en este país, Irlanda sigue profundamente herida por el escándalo de los abusos sexuales cometidos por miembros del clero. De ahí la gran expectativa de los irlandeses por las palabras que el Papa podría decir sobre esta delicada y dolorosa cuestión, puesta de relieve también con la publicación del informe sobre los abusos en Pensilvania que aquí despertó una gran impresión. Para muchos, la presencia del Papa en Irlanda, en este momento histórico particular, se convierte así en una ocasión de renovación no sólo para la Iglesia, sino para toda la sociedad.

El Papa y las familias, la alegría del Evangelio

La visita del Papa, que, por lo tanto, se entrelazará inevitablemente con esta triste realidad, tiene como objetivo, sin embargo, celebrar la belleza de las familias en el diseño de Dios para la humanidad. El motivo oficial de la visita es precisamente el Encuentro Mundial de las Familias que, en estos días, ha visto llegar a la capital irlandesa a 15.000 personas procedentes de 116 países, unidas por la alegría del Evangelio y el espíritu de Amoris laetitia, que no deja atrás a ninguna familia, especialmente a las que se encuentran en dificultades. Y son precisamente los miembros de dos familias -una de refugiados, otra de irlandeses que hospedan refugiados - los primeros en reunirse con el Papa junto con el Presidente Higgins en la ceremonia de bienvenida.

En Dublín, un día intenso para el Papa

El primer día del Papa en Dublín será muy intenso: después de las citas institucionales de la mañana, Francisco se reunirá a primeras horas de la tarde con los matrimonios en la Procatedral de Santa María. Aquí, significativamente el Papa se reunirá en oración en una capilla donde está encendida una vela precisamente para recordar a las víctimas de los abusos. Más tarde irá a un Centro de los Padres Capuchinos que ha estado cuidando de familias sin hogar desde hace 48 años. Por último, esta noche, Francisco presidirá la Fiesta de las Familias en el Estadio Croke Park, donde se esperan 80 mil personas.

25 agosto 2018, 10:30