Versión Beta

Cerca

VaticanNews
El Papa y la Delegación del Patriarcado Ecuménico de Rusia El Papa y la Delegación del Patriarcado Ecuménico de Rusia 

Papa a Patriarcado de Moscú: «uniatismo» no funciona, necesario caminar juntos

El uniatismo no funciona, es necesario caminar juntos, y no esperar que se llegue a un acuerdo doctrinal. Fue éste, en síntesis, la línea general del discurso del Papa Francisco a la Delegación ecuménica del Patriarcado Ruso, recibida en el Vaticano.

Griselda Mutual - Ciudad del Vaticano

El Papa Francisco recibió, en el miércoles 30 de mayo, a una Delegación del Patriarcado Ortodoxo de Moscú, en la sala contigua al Aula Pablo VI del Vaticano, antes de la Audiencia General. 

Ante todo agradeció la visita de la Delegación Rusa: un encuentro que "ayuda a vivir nuestra fe en unidad y esperanza de caminar juntos", dijo el Santo Padre, y manifestó su alegría por realizar juntos "el camino de la unidad".

El «uniatismo» no funciona, el ecumenismo se hace caminando

El Sumo Pontífice agradeció al Metropolita de Volokolamsk, presidente del Departamento de Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú y toda Rusia por la visita y reiteró, ante todo, que el único camino que "promete algo seguro" es el de la unidad: 

“Quisiera reiterar que la Iglesia Católica nunca permitirá que nazca una actitud de división por parte de los suyos. No permitiremos hacer esto: no lo quiero”, afirmó el Papa, y reconoció que en Rusia existe sólo un Patriarcado ecuménico.

Sobre esto, el Santo Padre expresó que el «uniatismo» como camino de unidad “hoy no funciona”, y que le causa dolor cuando algún fiel católico, laico, sacerdote u obispo toma dicha posición, mientras que, en cambio, le consuela la “mano extendida, el abrazo fraternal, pensar juntos y caminar”, porque “el ecumenismo se hace caminando”.

No hay que esperar a que las cosas se resuelvan para caminar

Según el Obispo de Roma, el pensamiento de algunos sobre la prioridad del acuerdo doctrinal para caminar, “no es la cosa justa”, porque “no se sabe cuándo llegará el acuerdo”. Y, entonces, es necesario “seguir estudiando teología” y seguir "aclarando puntos", pero al mismo tiempo “caminar juntos”, dijo el Papa:

“No hay que esperar a que las cosas se resuelvan para caminar – afirmó -,  se camina y se hace esto también, pero se camina en la caridad, en la oración”. 

Respeto y oración personal

Casi al final de su discurso, totalmente improvisado, el Papa quiso presentar dos palabras.

Una, en relación al respeto de los católicos ante el Patriarcado Ortodoxo Ruso: "La Iglesia Católica - las Iglesias Católicas - no deben entrometerse en las cosas internas de la Iglesia Ortodoxa Rusa, ni siquiera en las cuestiones políticas. Esta es mi actitud y la actitud de la Santa Sede hoy. Y los que se entrometen, no obedecen a la Santa Sede".

La segunda palabra fue "piedad", y con ella señaló la importancia de la oración, que debe ser personal: "Es importante la oración de los unos por los otros, pero la oración personal", indicó.

En la conclusión, refirió que tras el encuentro precedente con el Patriarca Kirill, este último le envió una reliquia de San Serafín: "Tengo esa reliquia en mi mesita de noche - narró - y en la noche, antes de acostarme, y en la mañana, cuando me levanto, la venero y rezo por nuestra unidad". 

02 junio 2018, 13:04