Versión Beta

Cerca

VaticanNews

El Papa: “La caridad, forma más elocuente del testimonio evangélico”

Audiencia del Papa Francisco a los miembros de la Unión Italiana de Lucha contra la Distrofia Muscular (UILDM), a quienes recibió este sábado 2 de junio, en el Aula Pablo VI del Vaticano.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“La caridad representa la forma más elocuente de testimonio evangélico porque, respondiendo a las necesidades concretas, revela a los hombres el amor de Dios, providente y padre, siempre solicito para cada uno”, lo dijo el Papa Francisco a los miembros de la Unión Italiana de Lucha contra la Distrofia Muscular (UILDM), a quienes recibió en audiencia en el Aula Pablo VI del Vaticano.

Generosa actividad al servicio del necesitado

 

En su discurso, el Santo Padre agradeció a los representantes de esta Asociación por el trabajo que realizan, por su generosa actividad al servicio de las personas afectadas por la distrofia y otras patologías neuromusculares. “Para ellos – les dijo el Pontífice – ustedes representan unos rayos de esperanza, que alivian los momentos de soledad y de desánimo y les animan a afrontar la enfermedad con confianza y serenidad”.

Vuestra presencia al lado de estas personas, agregó el Papa Francisco, garantiza una asistencia amigable, ofreciéndoles un precioso servicio en ámbito médico y social. “La rehabilitación física – señaló el Papa – puede y debe ser acompañada por la rehabilitación espiritual, hecha sobre todo de gestos de proximidad, para luchar no solamente contra el dolor físico, sino también contra el sufrimiento moral del abandono y del aislamiento”.

Gratuidad solidaria

 

Entre las características de vuestro servicio, precisó el Santo Padre, se encuentra la gratuidad del trabajo, unida a la independencia de intereses o ideologías. “Los animo a proseguir por este camino – alentó el Pontífice – haciéndose siempre más testigos de la solidaridad y de la caridad evangélica. Vuestra preciosa obra, agregó el Papa de hecho, es un factor peculiar de humanización: gracias a las variadas formas de servicio que vuestra Asociación promueve y concretiza, haciendo de la sociedad más atenta a la dignidad del hombre y a sus múltiples expectativas”.

A través de vuestra actividad, afirmó el Papa Francisco, ustedes pueden también experimentar que, sólo si ama y si dona a los demás, la persona realiza plenamente a sí misma; como lo hizo Jesús, el Hijo de Dios hecho hombre, que nos ha manifestado el rostro de Dios que es amor y nos ha revelado que la ley suprema de su ser es el amor.

La caridad, forma más elocuente del testimonio evangélico

 

La caridad, puntualizó el Obispo de Roma, representa la forma más elocuente de testimonio evangélico porque, respondiendo a las necesidades concretas, revela a los hombres el amor de Dios, providente y padre, siempre solicito para cada uno. Siguiendo esta enseñanza muchos hombres en distintas épocas han escrito páginas estupendas de amor al prójimo. Incluso en nuestros días, agregó el Papa, cuantas personas comprometiéndose con el prójimo, han llegado a redescubrir la fe y a encontrar a Cristo.

Antes de concluir su discurso, el Papa Francisco alentó a los miembros de la Unión Italiana de Lucha contra la Distrofia Muscular recordándoles que, es importante la ayuda a quien sufre, pero es aún más importante el corazón con el cual se sufre. “Por ello – concluyó el Papa – están llamados a ser un gimnasio de vida, sobre todo para los jóvenes, contribuyendo en educarlos a una cultura de la solidaridad y de acogida, abierta a las necesidades de las personas más frágiles”. Y esto se da a través de grandes lecciones de sufrimiento: una lección que viene de personas enfermas y sufrientes y que ninguna cátedra puede impartir.

Discurso del Papa Francisco
02 junio 2018, 12:09