Versión Beta

Cerca

Vatican News
Foto de archivo Foto de archivo 

Ostia espera con alegría celebrar el Corpus Christi con el Papa

Un signo fuerte el del Papa Francisco, que se dirige a la ciudad del Litoral Romano, afectada en los últimos años por actos de crimen organizado, para celebrar la Solemnidad del Corpus Domini en el mismo lugar donde su amado predecesor, el Beato Pablo VI, se dirigiera 50 años atrás en la misma ocasión

Griselda Mutual - Ciudad del Vaticano

«En esta solemnidad del Corpus Christi, recordemos que Jesús, Pan de Vida, es nuestra fuerza, el apoyo para nuestro caminar »: es éste el tweet con el que el Papa Francisco llama a los cristianos a celebrar la Solemnidad del Cuerpo y Sangre de nuestro Señor Jesucristo.

En este día el Pontífice se dirigirá en peregrinación a Ostia, ciudad del Litoral Romano, para celebrar la Santa Misa del Corpus Domini en el mismo territorio donde su predecesor el Beato Pablo VI se dirigiera para la misma ocasión el 13 de junio de 1938.

En aquel entonces el Beato Pablo VI bendijo la primera piedra de la parroquia Santa Mónica, adonde el Santo Padre Francisco presidirá la Santa Misa. A dicha celebración seguirá la procesión por las calles de la ciudad hasta la parroquia de Santa Bonaria, en Nueva Ostia.

Nuestro compañero Alessandro Gisotti, enviado especial, relata en el siguiente servicio la espera de los fieles:

Alegría, esperanza, deseo de redención. Son  los tres sentimientos que distinguen la espera en Ostia de la visita del Papa Francisco. Para muchos ciudadanos y, en particular para los fieles, la elección del Papa de traer la solemnidad del Corpus Domini a este territorio, 50 años después de Pablo VI, es un signo fuerte de cercanía y apoyo para los habitantes de Ostia, sacudidos en los últimos años por actos de criminalidad mafiosa. Se trata de un momento de renovación, pues, a partir del corazón de la fe cristiana.

Tras la misa que tendrá lugar ante la plaza de la parroquia de Santa Mónica, tendrá lugar la procesión con el Santísimo Sacramento a lo largo de aproximadamente un quilómetro y medio entre las calles del barrio de la costa romana. El momento conclusivo será la bendición eucarística que el Papa Francisco impartirá a los fieles reunidos en la cercanía de la parroquia de Nuestra Señora de Bonaria, precisamente en el barrio de Nueva Ostia, en donde dar testimonio del bien, hoy es particularmente urgente. Un testimonio que hoy el Papa Francisco dará en primera persona.

En la misa, cientos de jóvenes de las parroquias de Ostia

Este día, el obispo auxiliar de Roma para el sector sur, Mons. Paolo Lojudice, expresó que esta “es una bella posibilidad para todo el vecindario”; “no es una visita a una parroquia sino a toda una comunidad”, dijo.  Las cifras publicadas por el Vicariato de Roma confirman esta participación del pueblo para una fiesta  tan amada por los fieles. En particular, muchos jóvenes estarán presentes: alrededor de 850 niños que realizan la Primera Comunión, 150 chicos de los oratorios, 350 jóvenes confirmandos. Cada grupo se distingue por una camisa de diferente color.

Don Tanzillo: redescubrir el profundo sentido de la comunidad

“Ostia y las ocho parroquias de la XXVI prefectura de la diócesis de Roma están en fermentación”, confiesa a Vatican News el padre Salvatore Tanzillo, párroco prefecto de la parroquia de San Agustín Obispo. “Además del amado Pontífice”, dice, “veremos llevar a Jesús en procesión en la Eucaristía, que es el verdadero protagonista , en un territorio donde la vida cristiana necesita redescubrir el profundo sentido de la comunidad unida en los valores del otro que no es un antagonista, sino un hermano y un ciudadano que debe ser respetado”. Para Don Tanzillo, este Corpus Domini con el Papa Francisco es una oportunidad para reencontrar  “el bien común y una convivencia no condicionada por el miedo y la indiferencia, sobre todo en el mundo juvenil”.

Photogallery

El Beato Pablo VI en procesión Corpus Domini en 1973
03 junio 2018, 11:08