Versión Beta

Cerca

Vatican News

El Papa: como padre Pío, seamos instrumentos del amor de Jesús

Encuentro del Papa Francisco con los Fieles de Pietrelcina, en el marco de su Visita Pastoral a esta localidad, con ocasión del Centenario de la aparición de los estigmas a San Pío de Pietrelcina.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Este humilde fraile capuchino ha maravillado al mundo con su vida dedicada a la oración y a la escucha paciente de los hermanos, en cuyos sufrimientos derramaba como bálsamo la caridad de Cristo. Imitando su heroico ejemplo y sus virtudes, puedan ustedes convertirse en instrumentos del amor de Jesús hacia los más débiles”, lo dijo el Papa Francisco la mañana de este sábado 17 de marzo, en el Encuentro con los Fieles de Pietrelcina, en el marco de su Visita Pastoral a esta localidad, con ocasión del Centenario de la aparición de los estigmas a San Pío de Pietrelcina y en el Quincuagésimo aniversario de la muerte del santo capuchino.

Pietrelcina: lugar de fecunda historia humana y espiritual

En su discurso, el Santo Padre manifestó su alegría por visitar esta localidad donde Francisco Forgione, nació e inició su larga y fecunda historia humana y espiritual. “En esta comunidad – afirmó el Pontífice refiriéndose a San Pío de Pietrelcina – él templó su propia humanidad, aprendió a orar y a reconocer en los pobres la carne del Señor, hasta que creció en el seguimiento de Cristo y pidió ser admitido entre los Frailes Menores Capuchinos, convirtiéndose de tal modo en Fray Pío de Pietrelcina”. Aquí, agregó el Papa, él comenzó a experimentar la maternidad de la Iglesia, de la cual fue siempre un hijo devoto. Aquí, dijo, meditó con intensidad el misterio de Dios que nos ha amado hasta darse a Sí mismo por nosotros.

Pietrelcina: lugar de combate interior

El Papa Francisco dirigiéndose a los fieles de Pietrelcina también recordó que, nos encontramos en un lugar donde vivió el fraile capuchino en un periodo no tanto fácil en su salud física y su vida espiritual. “Él – dijo el Pontífice – era fuertemente atormentado en su interior y temía caer en el pecado, sintiéndose asaltado por el demonio”.

En estos terribles momentos, recordó el Romano Pontífice, padre Pío adquirió la linfa vital de la oración continua y de la confianza que supo poner en el Señor. De este modo, dijo el Papa, todos los fantasmas que el demonio había introducido en la mente del fraile capuchino, desaparecían cuando él, se abandonaba con confianza en los brazos de Jesús. “Padre Pío – afirmó el Papa – se inmergió en la oración para adherir cada vez mejor a los diseños divinos. A través de la celebración de la Santa Misa, que constituía el corazón de toda su jornada y la plenitud de su espiritualidad, alcanzó un elevado nivel de unión con el Señor”. En este periodo, agregó el Pontífice, padre Pío recibió de lo alto especiales dones místicos, que precedieron a la manifestación en su carne de los signos de la pasión de Cristo.

Pietrelcina: un estímulo para testimoniar la vida cristiana

Antes de concluir su discurso, el Papa Francisco animó a los fieles de Pietrelcina y de la diócesis de Benevento a seguir el ejemplo de padre Pío. “Este humilde fraile capuchino – señaló el Pontífice – ha maravillado al mundo con su vida dedicada a la oración y a la escucha paciente de los hermanos, en cuyos sufrimientos derramaba como bálsamo la caridad de Cristo. Imitando su heroico ejemplo y sus virtudes, puedan ustedes convertirse en instrumentos del amor de Jesús hacia los más débiles”.

Finalmente, el Santo Padre invitó a los fieles de Pietrelcina a adquirir nueva linfa de las enseñanzas de padre Pío. “La intercesión de vuestro Santo conciudadano – alentó el Papa – sostenga los propósitos de unir las fuerzas, para así ofrecer sobre todo a las jóvenes generaciones perspectivas concretas para un futuro de esperanza. Que no falte la atención solicita y llena de ternura a los ancianos, patrimonio incomparable de nuestras comunidades”. Custodien como un tesoro precioso el testimonio cristiano y sacerdotal de san Pío de Pietrelcina, concluyó el Papa Francisco, que esa sea para cada uno de ustedes un estímulo para vivir en plenitud vuestra existencia, siguiendo el estilo de las Bienaventuranzas y con las obras de misericordia.

Discurso del Papa a los Fieles de Pietrelcina
17 marzo 2018, 08:21