Cerca

Vatican News
Conferencia Internacional en egypto por la Paz en Jerusalén. El presidente palestino, Mahmud Abás; el gran imán de al Azhar, y el papa copto Tawadros II.  (AFP or licensors)

El Papa apoya la paz en Jerusalén en una carta al imán de Al-Azhar

El Santo Padre reitera la urgente necesidad de diálogo y negociación para lograr la convivencia pacífica en toda la región.

Ciudad del Vaticano

Debido a su apretada agenda durante su Viaje Apostólico a Chile y a Perú, el Papa Francisco no ha podido participar de la Conferencia Internacional de apoyo a Jerusalén, programada para el miércoles 17 y jueves 18 de enero de 2018 en la universidad egipcia, principal institución académica del islam sunní.

Por ello, el Santo Padre ha enviado una carta al imán de la Universidad de Al-Azhar, Ahmed El-Tayeb, sintiendo no poder acompañarlo con su presencia en este importante evento pero asegurando que no dejará de invocar a Dios para la causa de la paz, “de una paz verdad y real, para esa tierra bendita que tanto tengo en mi corazón”.

«Elevo mis más sinceras oraciones para que los responsables de las naciones y las autoridades civiles y religiosas se comprometan a evitar nuevas espirales de tensión y apoyen iniciativas a favor de la concordia, la justicia y la seguridad en Tierra Santa», escribe el Pontífice.

Tal y como informaron medios locales, la carta fue entregada el miércoles 17 por el nuncio apostólico en Egipto, monseñor Bruno Musarò, y leído durante el congreso por el sacerdote copto católico Yoannis Gaid, segundo secretario personal del Papa y su traductor al árabe.

En el texto, el Papa reafirma la posición de la Santa Sede de apoyo al Status quo de la ciudad, “que no dejará de reiterar la urgente necesidad de diálogo y negociación para lograr la convivencia pacífica de dos estados dentro de las fronteras acordadas entre ellos y reconocidas internacionalmente”.

Asimismo, el Sucesor de Pedro recuerda que sólo de esta manera se “podrá preservar la identidad, la vocación única de lugar de paz a la cual evocan los lugares sagrados de esta ciudad y su valor universal, permitiendo un futuro de reconciliación y de esperanza para la región entera".

Finalmente, el Papa se despide del imán afirmando que la Paz es la única aspiración de quienes se definen auténticos creyentes y de aquellos que no se cansan de implorar con la oración un futuro de fraternidad para todos: “con estos sentimientos, renuevo mi cordial saludo invocando al Altísimo sus bendiciones para usted y para la alta responsabilidad que desempeña”, concluye el mensaje del Obispo de Roma.

18 enero 2018, 20:22