Cerca

Vatican News
ALT= PAPA FRANCISCO DISCURSO ESTUDIANTES INSTITUCIÓN CARTUJOS SOCIEDAD  JUSTA HUMANA LYON El 19 de octubre, Papa Francisco recibió en audiencia a estudiantes de economía de la Intitución de los Cartujos de Lyon  (AFP or licensors)

Libres de la fascinación del dinero, edifiquen una sociedad más justa y humana, el Papa a la Institución de los Cartujos

“No obedezcan ciegamente a la mano invisible del mercado” dijo el Papa a los estudiantes de economía de la escuela católica francesa de Lyon, recibidos en audiencia en la Sala Clementina

De María Cecilia Mutual

Discurso del Papa a la Institución de los Cartujos

Formarse y transformarse en promotores y defensores de un crecimiento en la equidad, en artesanos de una administración justa y adecuada de nuestra casa común”: fue esta la invitación que dirigió el Papa Francisco este 19 de octubre, a los estudiantes de la “Institución de los Cartujos”, la escuela católica francesa de Lyon, presentes en Roma en ocasión de una estadía cultural y espiritual, a quienes recibió en audiencia en la Sala Clementina en el Vaticano.

Con un breve y rico discurso, el Papa habló a los 80 estudiantes que se preparan para entrar en escuelas comerciales, con miras a desarrollar una profesión en el mundo financiero, indicándoles como ‘esencial’ que desde ahora y en la vida profesional futura, aprendan a “permanecer libres de la fascinación del dinero” y a tener la fuerza y el coraje de “no obedecer ciegamente a la mano invisible del mercado”.

Citando la estadía de los estudiantes en Roma como ocasión para sumergirse en la historia, que gracias al ingenio de hombres y a sus esperanzas, marcaron fuertemente el surgimiento de las naciones europeas, Francisco los instó a dejar también ellos su huella en la historia:

“ ¡Ustedes tienen la capacidad de decidir por su futuro! ”

Por esto, los exhortó a volverse “responsables de este mundo y de la vida de cada hombre. No olviden jamás – agregó  – que cada injusticia contra un pobre es una herida abierta y disminuye la misma dignidad”.

A pesar de que el mundo se espera de ustedes que apunten al éxito, les dijo después el Papa, “dense los medios y el tiempo para recorrer los caminos de la fraternidad”, para construir puentes entre los hombres”, “para agregar la propia piedra a la edificación de una sociedad más justa y más humana”.

Y en esta perspectiva, los alentó a trabajar por el bien, para transformarse humildemente en germen de un mundo nuevo”.

 

19 octubre 2017, 13:59