Buscar

Vatican News
Foto de archivo Foto de archivo 

COP26 fija la salida gradual del carbón. Movimientos: necesaria más ambición

La conferencia de Glasgow entregó al mundo un acuerdo que los negociadores califican de histórico, pero que los ambientalistas tildan de diluido e inadecuado. La referencia es sobre todo a la parte que se refiere a la eliminación del carbón, pero también hay que destacar que el fondo para la transición ecológica de los países pobres sigue sin financiación.

Marco Guerra - Ciudad del Vaticano

El acuerdo alcanzado in extremis contiene muchos objetivos ambiciosos, pero según los observadores y los movimientos climáticos se ha visto debilitado por China e India en la parte relativa a la reducción de las emisiones del carbón. En concreto, Nueva Delhi intervino en el texto final para sustituir la expresión "eliminación gradual" del carbón por "reducción gradual".

Objetivos fijados

El presidente de la COP26, Alok Sharma, habla de un acuerdo histórico para mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales. El Acuerdo de París de 2015 estableció un objetivo de 2 grados centígrados. El documento también establece un objetivo de reducción del 45% de las emisiones de dióxido de carbono para 2030 para todos los Estados firmantes. También cambia las directrices del mercado de emisiones, el formato de los informes, es decir, las normas por las que los Estados informan de sus resultados, y las normas de aplicación del Acuerdo de París. También se expresó satisfacción por el acuerdo entre 134 países (entre ellos Brasil, Rusia y China) para detener la deforestación de aquí a 2030, con una dotación de 19.200 millones de dólares.

Decepción entre los ecologistas

Sin embargo, hubo decepción por la no activación del fondo de 100.000 millones de dólares anuales para la ayuda a la transición ecológica de los países pobres, una medida que también había sido muy solicitada por los más de 60 movimientos católicos presentes en Glasgow. Criticas hubo por parte de por los grupos ecologistas. La activista Greta Thunberg renovó su polémica y habló de fracaso.

15 noviembre 2021, 17:11