Buscar

La historia
Vatican News

La buena práctica de la agricultura sostenible que crea empleo

La 49ª Semana Social de los Católicos Italianos comenzará en Taranto el 21 de octubre con el tema: "El planeta que esperamos. Medio ambiente, trabajo, futuro. #Todo está conectado". También se hablará de realidades virtuosas que, inspiradas en la Laudato si' del Papa Francisco, adoptan la perspectiva de la ecología integral en el ámbito empresarial, administrativo, comunitario y personal.

Giada Aquilino - Ciudad del Vaticano

Una visión "que afirma la realidad como un don" y no como "algo que hay que saquear, explotar hasta los huesos" y luego destruir. Monseñor Filippo Santoro, arzobispo de Taranto, evoca la mirada contemplativa de San Francisco de Asís recordada en la encíclica Laudato si' como "punto de partida" de la 49ª Semana Social de los católicos italianos, que se moverá también en la estela trazada por Fratelli tutti: del 21 al 24 de octubre próximos, en efecto, más de 140 obispos, 670 delegados de 218 diócesis, expertos, exponentes del mundo político, civil y cultural debatirán sobre el tema: "El planeta que esperamos. Medio ambiente, trabajo, futuro. #Todo está conectado", con el objetivo de reflexionar sobre un nuevo modelo de desarrollo y el inicio de una transición inspirada en la perspectiva de la ecología integral.

Trabajo y medio ambiente

El presidente del comité científico organizador de las Semanas Sociales, reunido hace unos días en Bari con motivo del Foro de Información Católica para la Custodia de la Creación organizado por Greenaccord, recuerda que la última edición de las Semanas Sociales, celebrada antes de la emergencia pandémica de 2017 en Cagliari, tuvo como tema: "El trabajo que queremos". 

Arzobispo Filippo Santoro
Arzobispo Filippo Santoro

"El trabajo y el medio ambiente -explica a Vatican News- son dos temas estrechamente relacionados, son los dos grandes temas que vivimos de forma particularmente dolorosa en Taranto, por el tema de la antigua Ilva y por una contaminación ambiental que ha producido muchas muertes, de niños, de adultos, con el consiguiente problema también del trabajo. Ha llegado el momento, subrayó, de "acabar con la devastación medioambiental: es imprescindible y en otros países ya se ha conseguido", incluso con industrias siderúrgicas "cercanas a la ciudad". "Hay grandes oportunidades ligadas a la innovación tecnológica: sustituir el ciclo del carbón por fuentes alternativas, como el gas y el hidrógeno. Y con los fondos del Plan de Recuperación todo esto es posible" y es "vital tanto para la atención sanitaria, que es el primer bien, como para la atención laboral, que es necesaria para mantener la vida".

Realidades virtuosas en el punto de mira

Para el evento de Taranto, que pretende ser un viaje de los pueblos como indica el Instrumentum Laboris, se han implicado todas las comunidades eclesiales italianas: Monseñor Santoro habla de "un gran trabajo sinodal en la preparación", con la colaboración de los jóvenes de Economía de Francesco, conferencias, encuentros en los que se han abordado, entre otras cosas, la fragilidad del territorio, las cuestiones de legalidad y agrocriminalidad, el aspecto de la transición ecológica, la contribución de las empresas y del trabajo, el objetivo del bien común. También se han estudiado y cartografiado numerosas "buenas prácticas" empresariales, administrativas, comunitarias y personales, con el fin de ofrecer una instantánea del compromiso concreto ya existente. "Algunas de ellas, las más cercanas a la capital jónica, serán visitadas", explica Don Antonio Panico, vicario episcopal de la archidiócesis de Taranto para la sociedad y la custodia de la creación, uno de los comisarios de la próxima Semana Social. "Son realidades virtuosas que", prosigue el sacerdote, "presentan riqueza desde el punto de vista de la biodiversidad, de la recuperación de lo bello de esa zona, quizás en algunos casos también con la belleza de ver a tanta gente empleada en una zona que en todo caso sufre de falta de trabajo".

Los datos del Istat para 2020 hablan de una tasa de paro del 14% en Apulia. Es decir, son realidades que muestran "cómo la sostenibilidad en todas sus formas ha producido empleo e incluso un poco de riqueza", añade. Van desde la reurbanización del Mar Piccolo en Taranto hasta un barrio más eficiente energéticamente en Martina Franca, pasando por una empresa de Ginosa que produce abonos de forma natural o una excursión por los 12 km de incisión erosiva del barranco de Laterza. Y eso no es todo. El programa también incluye visitas a la Masseria Fruttirossi de Castellaneta. 

Frutas de granada en los campos de Castellaneta
Frutas de granada en los campos de Castellaneta

Don Antionio habla de ella como una "nueva forma de producir, de manera absolutamente eco-compatible", inspirada también en largas reflexiones sobre la Laudato si' del Papa Francisco. Trescientas cincuenta hectáreas de terreno: unas cincuenta con una plantación de aguacates, olivos y bayas de goji, y el resto totalmente dedicado al cultivo de granadas. 

Cosechando granadas
Cosechando granadas

"Nos ocupamos de toda la cadena de suministro", dice Dario De Lisi, director de ventas y marketing de Masseria Fruttirossi: "la producción en el campo, siguiendo todos los pasos agronómicos, desde la plantación de la planta hasta la gestión del huerto en el campo, la cosecha y luego -gracias a los almacenes y las instalaciones de procesamiento- la transformación del producto a las pocas horas de la cosecha en diversas formas. Atendemos tanto al mercado de la fruta fresca como a los procesos de transformación a través del zumo, dando como resultado un zumo de granada 100% puro.

Producción sostenible

Años de trabajo desde 2014 e importantes inversiones para una producción que hoy es "absolutamente natural", demostrada por la certificación Friend of the Earth - Zero Residue. Nuestra producción", explica De Lisi, "no tiene residuos de sustancias químicas y llevamos a cabo procesos sostenibles, empezando por el campo, donde conseguimos ahorrar bastante agua, ya que gestionamos el riego de forma automatizada con un sistema que pone en marcha el riego sólo cuando es necesario, es decir, cuando la planta lo necesita realmente. El concepto de cadena de suministro corta que seguimos, es en sí mismo una expresión de sostenibilidad, ya que", añade, "la fruta se procesa en la misma zona de la cosecha, por lo que hay un bajo impacto medioambiental en términos de emisiones de CO2, ya que el transporte es prácticamente inexistente. 

Los sistemas fotovoltaicos y de riego en Masseria Fruttirossi
Los sistemas fotovoltaicos y de riego en Masseria Fruttirossi

El objetivo es también la autosuficiencia energética, con un sistema fotovoltaico de 750 kW montado en los tejados de las naves. Además, durante las fases de extracción del zumo de granada, "todo lo que sale del prensado no se trata ni se elimina como residuo, sino que se valoriza a través de una planta de lombricompostaje: en esencia, las lombrices se comen estos residuos del procesado y, de forma natural, a través de la digestión de estos residuos, obtenemos humus que luego utilizamos para la fertilización".

Agricultura, renta y empleo

En la Semana Social, subraya el P. Panico, "también queremos ser capaces de proponer algunas buenas prácticas". En el caso de la empresa Castellaneta, De Lisi continúa diciendo que la sostenibilidad puede combinarse en un sentido "medioambiental, económico y, por consiguiente, también social", destacando el hecho de que la empresa opera en una zona, especialmente en Taranto, "donde la industria grande y pesada siempre ha sido la que manda: por lo tanto, cuando hablamos de economía verde, podemos indicar una agricultura sana y sostenible capaz de crear ingresos y puestos de trabajo".

19 octubre 2021, 11:00