Vatican News

Narcisa, una madre que ha buscado a su hijo durante 10 años

La Red Jesuita con Migrantes de Centroamérica y Norteamérica (RJM-CANA) lanza la campaña “Pasos que tejen historias”. Este día ofrecemos la historia de Narcisa, una madre nicaragüense que ha buscado a su hijo durante diez años: “esto es lo más duro que he tenido que vivir porque la preocupación de no saber nada de él es muy difícil”.

Ciudad del vaticano

El Servicio Jesuita para Migrantes en Centroamérica es una red regional conformada por obras de la Compañía de Jesús que trabajan con las realidades migratorias.  Su misión es participar con las personas migrantes y sus familiares en la promoción y defensa de sus derechos en los países de origen, tránsito y destino.

Tres son las acciones prioritarias: cercanía a las comunidades, atención durante el desplazamiento de los migrantes y la ayuda en la búsqueda de personas desaparecidas. Este trabajo se realiza en coordinación con otras instituciones de la sociedad civil que están comprometidas en salvaguardar la vida de éstas personas.

Vulnerabilidad de los migrantes

Las realidades migratorias presentan en países como El Salvador, Honduras, Nicaragua y Guatemala un flujo enorme de personas que tratan de llegar hacia los Estados Unidos y que en el camino sufren innumerables abusos y peligros, la crudeza de los controles migratorios y en algunos casos enfrentan la muerte.

En los últimos años, la migración también se está dando dentro de la región centroamericana, hay un flujo hacia el sur entre Nicaragua, Costa Rica y Panamá.  La llegada con fines laborales, de nicaragüenses e indígenas panameños a Costa Rica, de nicaragüenses y hondureños a El Salvador y más recientemente de nicaragüenses a Panamá, plantea enormes retos.

Testimonio de Narcisa, una madre que ha tenido que buscar a su hijo

En el marco de la campaña “Pasos que tejen historias”, presentamos el relato de Narcisa, una madre que durante diez años buscó a su hijo hasta finalmente encontrarlo.

“Mi hijo migró a México estando muy joven y desapareció por 10 años, esto es lo más duro que he tenido que vivir porque la preocupación de no saber nada de él es muy difícil”

A través de la radio una familiar de ella escuchó que había una organización que ayudaba a las madres que buscaban a sus hijas e hijos y es de esa forma que se acercó y conoció al Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), el cual le brindó el acompañamiento necesario para la búsqueda de su hijo.

En esas reuniones de acompañamiento también tuvo la oportunidad de conocer y participar en las Caravanas de Madres Centroamericanas que viajan a México a buscar sus hijas e hijos. Durante este peregrinaje el SJM logró encontrar a su hijo con vida en Tijuana. “Yo desearía que todas las madres que tienen desaparecidos a sus hijos e hijas logren encontrarlos como yo tuve la fortuna”.

El testimonio de Narcisa forma parte de la Campaña “Pasos que tejen historias”, iniciativa impulsada por la Red Jesuita con Migrantes de Centroamérica y Norteamérica (RJM-CANA) en el marco de la celebración del Día Mundial de la Persona Refugiada que inició el pasado 6 de junio y concluye el próximo 2 de julio de 2021.

Esta Campaña pretende visibilizar el acompañamiento y servicios que brinda la Red hacia las personas migrantes, desplazadas y refugiadas en Centroamérica, Norteamérica y España.

“Pasos que tejen historias” la puedes encontrar en la cuenta de Facebook del SJM México y en https://rjmcentroamerica.org/.

23 junio 2021, 12:48