Buscar

Vatican News
archivo archivo 

La Unesco a Armenia y Azerbaiyán. Proteger patrimonio cultural

En la Unesco se ha reafirmado el compromiso de proteger el patrimonio cultural en Nagorno-Karabaj, la organización internacional enviará una misión sobre el terreno a todas las partes interesadas.

Gloria Fontana-Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

La Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, recibió a los representantes de Armenia y Azerbaiyán ante la Organización y les recordó las declaraciones del Secretario General de las Naciones Unidas, al expresar su alivio y haber acogido con beneplácito el acuerdo sobre una cesación total del fuego y la cesación de las hostilidades en la zona de conflicto de Nagorno-Karabaj y sus alrededores. Este acuerdo había sido anunciado en una declaración conjunta del 9 de noviembre por el Presidente de la República de Azerbaiyán, el Primer Ministro de la República de Armenia y el Presidente de la Federación de Rusia.

Proteger el patrimonio cultural

El Director General también reafirmó la dimensión universal del patrimonio cultural, como testimonio de la historia e inseparable de la identidad de los pueblos, que la comunidad internacional tiene el deber de proteger y preservar para las generaciones futuras, más allá de los conflictos del momento.

De la misma manera, Audrey Azoulay, recordó a las partes interesadas de Armenia y Azerbaiyán, las disposiciones de la Convención para la Protección de los Bienes Culturales en caso de Conflicto Armado de 1954 y sus dos Protocolos, en los que son partes ambos países, y que se basan en la convicción de los Estados Partes de que "los daños causados a los bienes culturales pertenecientes a cualquier pueblo significan daños al patrimonio cultural de toda la humanidad".

También recuerda la resolución 2347 (2017) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en la que se subraya que "la destrucción ilícita del patrimonio cultural, el saqueo y el contrabando de bienes culturales en caso de conflicto armado, incluso por grupos terroristas, y los intentos de negar las raíces históricas y la diversidad cultural en este contexto, pueden alimentar y exacerbar los conflictos e impedir la reconciliación nacional después de un conflicto, socavando así la seguridad, la estabilidad, la gobernanza y el desarrollo social, económico y cultural de los Estados afectados".

Llamamiento por la protección de los bienes culturales

La Directora General de la UNESCO reitera su llamamiento del 9 de octubre para la protección del patrimonio de esta región y la necesidad absoluta de prevenir cualquier otro daño.

Durante esas reuniones, la Directora General, Azoulay,  propuso oficialmente el apoyo técnico de la UNESCO, que hasta la fecha no ha podido visitar esas zonas a pesar de los intentos realizados en el pasado y que podría, con el acuerdo de todas las partes interesadas, y llevar a cabo una misión preliminar sobre el terreno, a fin de elaborar un inventario de los bienes culturales más importantes, como requisito previo para la protección efectiva del patrimonio de la región.

Teniendo esto en cuenta, la UNESCO trabajará con todos los asociados interesados para crear las condiciones necesarias para dicha misión. Se han iniciado consultas de alto nivel con los Estados que copresiden el Grupo de Minsk.

Monumentos dañados o destruidos

Los sitios y monumentos que dan testimonio del increíble patrimonio histórico de la zona del Cáucaso se han visto seriamente afectados. En previsión del inventario que la UNESCO espera poder elaborar pronto, pueden citarse algunos ejemplos de vandalismo cultural denunciado por ambas partes, incluidas las reclamaciones mutuas de responsabilidad. Los armenios han informado de que en Nakhijevan, en el cementerio medieval de la Vieja Jugha, se demolieron docenas de iglesias medievales, se destruyeron 5840 cruces ricamente decoradas y 22 mil lápidas históricas. Los azeríes informaron de cientos de destrucciones, incluyendo museos y monumentos históricos y culturales.

21 noviembre 2020, 09:44