Buscar

Vatican News

Economía de Francisco. La pobreza debe ser un motor de acción para los jóvenes

Poner en marcha un proceso de cambio global para practicar una economía diferente, más justa, inclusiva y sostenible, sin dejar a nadie atrás: es el objetivo de la Economía de Francisco, evento internacional impulsado por el Papa, que tiene lugar del 19 al 21 de noviembre, centrado en temas como el trabajo, la finanza, la educación y la inteligencia artificial.

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

La iniciativa, involucra a economistas, empresarios y mujeres de negocios del mundo. La cita estaba prevista del 26 al 28 de marzo de 2020 en Asís, ciudad “símbolo y mensaje de un humanismo de fraternidad”, pero a causa de la pandemia de Covid19 se pospuso para noviembre en modalidad virtual, con transmisiones en directo y conexiones streaming.

Vatican News habló con una de las participantes en Argentina, Gisel Machain, contadora y asesora de negocios. En primer lugar, explica por qué es necesario este tema en su país y en el continente. El hecho dice de vivir en un contexto tan polarizado, urge la necesidad de trabajar unidos en la diversidad. Machain dijo que trabajar con este nivel de polarización, les lleva a muchos conflictos a nivel económico, político y por lo tanto social, con lo cual, afirmó, la propuesta del Papa con esta convocatoria, aporta al país y al continente para la construcción del diálogo en la valoración de la diversidad.

Gisel Machain, participante Economía de Francisco

Al preguntarle, qué aportes puede dar desde Argentina a los planteamientos que hace el Papa sobre una nueva economía, Machain dijo que el valor más grande del aporte del Papa es haber llamado a los jóvenes a la acción. En nuestro país, señaló, estuvimos trabajando todo el año, en esta iniciativa y pudimos destacar el nivel de pobreza en Argentina, lo cual considero debe ser el motor para la acción, como jóvenes afirmó tenemos mucho para aportar desde nuestros conocimientos profesionales.

Gisel Machain, participante Economía de Francisco

Machain recordó que “una economía centrada en la persona, tiene un sistema de creencias y de valores basados en el bien común, en la inclusión, en la construcción de una familia universal, en la solidaridad, y todo este sistema de valores o de creencias que hay detrás de una economía con alma choca con la realidad que todos vivimos en el sistema económico actual”, este sería uno de los puntos más difíciles de los planteamientos del Papa. 

Gisel Machain, participante Economía de Francisco

El evento, que contará con la participación virtual el Santo Padre, reunirá a 3.000 jóvenes de 120 países de los cinco continentes, que se ocupan de economía, administración, tutela del ambiente, recursos naturales, consumo responsable, finanzas, inversiones para el desarrollo, inteligencia artificial, nuevas tecnologías, dándoles la ocasión de conocerse, con la finalidad, como escribe el Papa en su carta para la ocasión, de “hacer un ‘pacto’ para cambiar la economía actual y dar un alma a la economía del mañana”. En la misma carta, el Pontífice insta a los jóvenes economistas y empresarios del mundo, a “estudiar y practicar una economía diferente, la que hace vivir y no mata, que incluye y no excluye, que humaniza y no deshumaniza, que cuida la creación y no la depreda” con el objetivo de poner en marcha “un nuevo modelo económico, fruto de una cultura de comunión, basado en la fraternidad y la equidad”.

17 noviembre 2020, 14:17