Buscar

Vatican News
Elecciones presidenciales en Bolivia. Luis Arce, candidato del partido MAS Elecciones presidenciales en Bolivia. Luis Arce, candidato del partido MAS  

El candidato Luis Arce fue elegido Presidente de Bolivia

Un año después de la caída de Evo Morales, la izquierda va a volver al poder en Bolivia. El ex ministro de Economía Luis Arce, considerado como el arquitecto del desarrollo económico de este país latinoamericano entre 2006 y 2019, fue elegido presidente en la primera vuelta de las elecciones presidenciales celebradas este domingo, al final de una campaña electoral que dividió profundamente al país. Con el 52% de los votos según las encuestas a boca de urna, está muy por delante del ex presidente Carlos Mesa, que lleva una ventaja del 31%, y del líder regionalista Luis Fernando Camacho, con un 14%.

Cyprien Viet - Ciudad del Vaticano

Un hombre de izquierda, pero no un revolucionario: el perfil de Luis Arce es el de un tecnócrata, presentado como el artesano del "milagro económico boliviano" durante los 13 años de la anterior gestión socialista, de 2006 a 2019, en la que se multiplicó por 4 el PIB del país. La pobreza disminuyó del 60% al 37% y la indigencia del 38% al 13%, tasas que siguen siendo elevadas pero que, sin embargo, reflejan una tendencia positiva.

Luis Arce era un hombre de clase media que había estudiado en Inglaterra antes de trabajar durante 18 años en el Banco Central de Bolivia. Como resultado, ha estado familiarizado durante mucho tiempo con el funcionamiento del Estado boliviano. Su experiencia política y administrativa no impidió que la presidenta interina Jeanine Añez y el líder regionalista Luis Fernando Camacho lo acusaran de ser "sólo una marioneta de Evo Morales", actualmente exiliado en Argentina. Su principal contrincante en esta elección, el ex presidente de centro-derecha Carlos Mesa (2003-2005), lo atacó por su trayectoria económica, argumentando que el mérito no estaba en la gestión socialista sino en un floreciente mercado de materias primas, especialmente en los sectores del gas, el litio, el hierro y el cobre.

Sin embargo, Luis Arce quiere unir a la gente. Prometió la creación de un "gobierno de unidad nacional" para ponerse al lado de la economía de Bolivia, un país de 11 millones de habitantes, duramente golpeado por la pandemia del coronavirus. A pesar de una campaña muy amarga, la presidenta saliente Jeanine Añez asegurará un traspaso sin problemas.  "Felicito a los ganadores y les pido que gobiernen teniendo en cuenta a Bolivia y la democracia", escribió en Twitter poco después de los primeros resultados. Debido al aplazamiento de las elecciones, su interinidad habrá durado finalmente casi un año en lugar de los tres meses previstos inicialmente.

20 octubre 2020, 11:38