Buscar

Vatican News

Unicef: reducida mortalidad infantil, pero el Covid podría invertir progresos

Según el nuevo Informe 2020 “Levels & Trends in Child Mortality” el número de muertes de menores de cinco años en todo el mundo en 2019 se redujo de 12,5 millones en 1990 a 5,2 millones, pero COVID-19 podría invertir décadas de progreso.

Según las nuevas estimaciones sobre mortalidad infantil publicadas por el UNICEF, la OMS, la División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas UN/DESA y el Grupo del Banco Mundial, en el nuevo Informe 2020 “Levels & Trends in Child Mortality” (Niveles y tendencias de la mortalidad infantil) el número de muertes de menores de cinco años en todo el mundo en 2019 se redujo a la cifra más baja jamás registrada, a 5,2 millones, en comparación con los 12,5 millones de 1990. En promedio, 14.000 niños murieron cada día antes de cumplir los cinco años de edad en 2019, en comparación con 34.000 en 1990 y 27.000 en 2000. 

El número de muertes es todavía inmenso

"A pesar de estos resultados, el número total de muertes de niños y jóvenes sigue siendo inmenso. Sólo en 2019, 7,4 millones de niños, adolescentes y jóvenes murieron en su mayoría por causas evitables o curables. A nivel mundial, en 2019, el 70% de las muertes de niños y jóvenes menores de 25 años se produjeron en niños menores de 5 años, es decir, 5,2 millones de muertes”, afirmó Francesco Samengo, Presidente de la Oficina de UNICEF Italia.

Las consecuencias de la pandemia en los servicios de salud

Las investigaciones del UNICEF y la OMS revelan que la pandemia de COVID-19 ha causado graves trastornos en los servicios de salud que amenazan con frustrar décadas de progresos tan arduamente conseguidos.

Con las graves interrupciones de los servicios de salud esenciales debidas al COVID-19, los lactantes podrían correr un riesgo de muerte mucho mayor. En mayo, la encuesta inicial de la Universidad Johns Hopkins mostró que casi 6.000 niños más podían morir al día debido a las interrupciones de COVID-19.

No dejar que la pandemia detenga los progresos logrados

"La comunidad mundial ha llegado a tal punto en la eliminación de las muertes infantiles evitables que no se debe permitir que la pandemia de COVID-19 nos bloquee el camino", afirmó Henrietta Fore, Directora General del UNICEF. "Cuando se niega a los niños el acceso a los servicios de salud porque el sistema está sobrecargado, y cuando las mujeres tienen miedo de dar a luz en el hospital por temor a una infección, ellas también pueden convertirse en víctimas del COVID-19. Sin una inversión inmediata para volver a poner en marcha los sistemas y servicios de salud, millones de niños menores de cinco años, especialmente bebés, podrían morir.

En la actualidad, los países de todo el mundo están experimentando interrupciones en los servicios de salud infantil y materna -como los exámenes médicos, las vacunas y la atención prenatal y postnatal- debido a la escasez de recursos y a la dificultad general en el uso de los servicios de salud por temor a contraer la enfermedad COVID-19.  Las intervenciones sanitarias como éstas son esenciales para detener las muertes evitables de lactantes y niños.

OMS: inversión en sistemas de salud más fuertes

Por su parte, Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, exhortó a no permitir que la pandemia de COVID-19 revierta los considerables progresos realizados para nuestros hijos y las generaciones futuras. “Más bien, es hora de utilizar lo que sabemos que funciona para salvar vidas y seguir invirtiendo en sistemas de salud más fuertes y resilientes”.

Los países más afectados

Entre los países más afectados por las interrupciones de los servicios de salud se encuentran Afganistán, Bolivia, el Camerún, la República Centroafricana, Libia, Madagascar, el Pakistán, el Sudán y el Yemen. Siete de estos 9 países tenían una elevada tasa de mortalidad de menores de 5 años en 2019 de más de 50 muertes por cada 1000 nacidos vivos. En el Afganistán, donde 1 de cada 17 niños murió antes de cumplir los 5 años de edad en 2019, el Ministerio de Salud informó acerca de una reducción significativa de las visitas a los centros de salud, por temor a contraer el virus COVID-19.

Medidas urgentes para mejorar los servicios de atención

Las investigaciones e informes de Unicef ponen de relieve la necesidad de adoptar medidas urgentes para restablecer y mejorar los servicios de atención prenatal y postnatal para las madres y los recién nacidos, incluida la presencia de personal sanitario calificado encargado de la atención de los nacimientos. También es importante trabajar con los padres para aliviar sus miedos y tranquilizarlos.

09 septiembre 2020, 13:00