Vatican News
AUSTRALIA ASTRAZENECA COMPANY INFORMATION PANDEMIC COVID-19 AUSTRALIA ASTRAZENECA COMPANY INFORMATION PANDEMIC COVID-19  (ANSA)

Covid, Oms: "Debemos prevenir el nacionalismo de la vacuna"

El Director General de la Agencia de Salud de las Naciones Unidas, Ghebreyesus, advierte a la comunidad internacional contra la explotación comercial de los ensayos de coronavirus. Ya en los últimos meses, dice, "el nacionalismo de los suministros ha agravado la pandemia", es necesario "un acceso justo y equitativo a diagnósticos, terapias y vacunas en todos los países".

Amedeo Lomonaco – Ciudad del Vaticano

Qué triste que la vacuna Covid-19 "diera prioridad a los más ricos" en lugar de hacerla universal. Y qué escándalo si la ayuda económica puesta en marcha, en gran parte con dinero público, serviría principalmente "para redimir las industrias que no contribuyen a la inclusión de los excluidos".

Estos son los sentimientos expresados por el Papa Francisco en la audiencia general de ayer, durante la cual recordó cómo la opción preferencial por los pobres propia del Evangelio debe animar también los esfuerzos para llegar a una vacuna anticoronavirus, teniendo en cuenta cuatro criterios básicos: la inclusión de los excluidos, la promoción de los últimos, el bien común y el cuidado de la creación.

Oms: no al nacionalismo

En su papel de organismo supranacional, la Organización Mundial de la Salud (OMS) está en sintonía con las convicciones del Papa. Y en la reunión informativa del martes con los medios de comunicación, y en un mensaje, el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, instó claramente a los países miembros a "prevenir el nacionalismo de la vacuna". Por esta razón, dijo Ghebreyesus, es que la OMS "está trabajando con los gobiernos y el sector privado tanto para acelerar la investigación científica con el Acelerador de ACT, como para asegurar que las nuevas innovaciones estén al alcance de todos, en todas partes, empezando por los que están en mayor riesgo". Poco antes, al examinar la labor del organismo, el director había observado la presencia del problema en los últimos meses, cuando la explosión del coronavirus había desencadenado "una enorme ola de demandas de equipo de protección personal".  "Algunos países -señaló Ghebreyesus- han establecido restricciones a la exportación y se han producido varios casos de requisición de suministros médicos clave para uso nacional". En esencia, dijo, "el nacionalismo de la oferta ha exacerbado la pandemia y contribuido al fracaso total de la cadena de suministro" a escala mundial.

Vacunas, investigación global

Después de la de Rusia, producida por el Instituto Gamaleya, China también registró su primera vacuna contra la pandemia de Covid-19 en tiempo récord. Al otro lado del mundo, el gobierno brasileño ha autorizado la prueba de una vacuna anticovid desarrollada por un laboratorio estadounidense. El gobierno australiano también ha anunciado que quiere hacer obligatoria la vacuna Covid-19, tras firmar un acuerdo con la empresa anglo-sueca AstraZeneca para adquirir el fármaco que se está desarrollando en los laboratorios de investigación de la Universidad de Oxford.

Ricciardi: el camino principal es la persona, no el beneficio

Italia y la Unión Europea abrazan con hechos las palabras del Papa Francisco: "lo que hemos logrado es una alianza principalmente entre Italia, Francia, Alemania y Holanda para hacer de la vacuna un bien común para todos. Esto es lo que señala Walter Ricciardi, Profesor de Higiene de la Universidad Católica de Roma y asesor del Ministro de Sanidad italiano, añadiendo que el primer contrato relacionado con la vacuna más avanzada, firmado por la Comisión Europea la semana pasada, "va en esta dirección". La inversión pública "garantizará que esta vacuna pueda ser distribuida a todos, no sólo a los europeos. "Habrá cantidades significativas de dosis que se darán a los países más pobres, empezando por África. Sobre los criterios indicados por el Papa en la elección de las industrias, el profesor Ricciardi subraya que esta visión es la correcta "especialmente en un momento post-Covid". La pandemia, explica, ha demostrado "toda la fragilidad del modelo de desarrollo económico basado exclusivamente en el beneficio, la explotación de los más pobres y la explotación de los trabajadores de bajo costo". En cambio, debe "apuntar a la centralidad de la persona". Para Ricciardi esto no es "una utopía", sino "la única posibilidad de garantizar un modelo de desarrollo que preserve tanto a las personas como al medio ambiente en el que vivimos". Sin embargo, hay que recordar que algunos países, sigue observando, siguen "la vía comercial", una vía que sólo refuerza "la posibilidad de enriquecerse mediante una vacuna" y garantiza sólo a las personas "que pueden permitirse pagarla". Esto, concluye, "no es el camino que Europa está siguiendo.

Cooperación y solidaridad internacional

El camino indicado por el Papa es, por lo tanto, uno que no hace distinciones, como también ha subrayado la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en una reciente entrevista concedida a L'Osservatore Romano y a Vatican News. "Este virus", dijo, "muestra lo interconectado que está el mundo. Nos enfrentamos a una pandemia mundial y la única manera de derrotar al virus es mediante la cooperación y la solidaridad internacionales".

Una vacuna para todos

En otra reciente entrevista con los medios de comunicación del Vaticano, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, señaló que "la pandemia debe ser una llamada de atención. Las mortales amenazas mundiales exigen una nueva unidad y solidaridad".

Guterres: las amenazas mundiales exigen una nueva solidaridad

"En un mundo interconectado", dijo, "nadie está a salvo hasta que todos lo estén". Esa fue, en resumen, la esencia de mi mensaje en el lanzamiento del Acelerador ACT - colaboración mundial para acelerar el desarrollo, la producción y el acceso equitativo a nuevos diagnósticos, terapias y vacunas para el Covid-19. Debería ser visto como un bien público. No es una vacuna o una cura para un país o región o la mitad del mundo, sino una vacuna y una cura que sean accesibles, seguras, eficaces, fáciles de administrar y universalmente disponibles para todos, en todas partes. Esta vacuna debe ser la vacuna de la gente”.

20 agosto 2020, 09:57