Buscar

Vatican News
Estatua de San Junípero Serra. Estatua de San Junípero Serra. 

EE.UU: Siguen derribando estatuas. Ahora es la de San Junípero Serra en California

En la madrugada del pasado 4 de julio – Día de la Independencia de los Estados Unidos – manifestantes derribaron a mazos la estatua del misionero español San Junípero Serra, en Sacramento, California, cuestionado su papel en la colonización. El obispo de Sacramento explica que San Junípero trabajó en defensa de la dignidad de los pueblos indígenas.

Ciudad del Vaticano

Tras la muerte de George Floyd, asfixiado a manos de un agente de policía en EE.UU, miles de ciudadanos salen cada día a la calle a manifestarse y protestar por las diferencias raciales. Son manifestaciones violentas en las que en más de una ocasión acaban derribando estatuas de figuras hispanas de EE.UU por considerarlas racistas o genocidas. La última ha sido la del misionero franciscano mallorquín Fray Junípero Serra, situada en los terrenos del capitolio del estado de California, el pasado 4 de julio, Día de la independencia de los Estados Unidos.

Se trata de la tercera figura del santo misionero que ha sido derribada por las multitudes en California en las últimas semanas. Los manifestantes la prendieron fuego, la golpearon con mazos, bailando y saltando sobre ella. Además, según varias fuentes, un hombre quemó la cara de la estatua de Serra con un spray encendido de una lata de aerosol, antes de que fuera arrancada de su base usando correas de remolque.

El obispo de Sacramento se pronuncia en defensa de Serra

El obispo de Sacramento, Jaime Soto, hizo unas declaraciones – publicadas en ACI PRENSA - un día después de lo ocurrido en las que aseguró que Serra trabajaba para promover la dignidad de los indígenas y si bien "las acciones del grupo pueden haber tenido como objetivo llamar la atención sobre los recuerdos dolorosos y enojados del pasado de California", “su acto de vandalismo – dice – hace poco para construir el futuro".

“La tarea principal es construir nuestra comunidad, no derribarla”

Además, aseguró que no hay duda de que los pueblos indígenas de California soportaron grandes sufrimientos durante el período colonial y luego se enfrentaron al horror del genocidio sancionado por el gobierno bajo el naciente Estado de California. “Este legado es desgarrador” – puntualiza - sin embargo – “también es cierto que mientras el padre Serra trabajó bajo este sistema colonial, denunció sus males y trabajó para proteger la dignidad de los pueblos indígenas”.

También explicó que “comprender los esfuerzos del padre Serra por traer luz a la amarga y sombría oscuridad de la ambición colonial es la difícil tarea de la historia. También lo es el arduo trabajo actual para trazar el futuro con esperanza”. Es por ello que ha querido dejar bien claro que la ardua labor de superar la plaga del racismo “no debe ser derribada por el saqueo nocturno” ni “el diálogo debe abdicar al vandalismo”; “tampoco estos episodios desconcertantes – añade – deben distraernos de los deberes de justicia y caridad sobre los que se puede construir una mejor California".

San Junípero Serra: críticos vs defensores

Serra fue un sacerdote franciscano que ayudó a convertir a miles de californianos nativos al cristianismo y les enseñó nuevas tecnologías agrícolas. Los críticos lo han tachado como símbolo del colonialismo europeo y han dicho que las misiones se dedicaban a los trabajos forzados de los nativos americanos, a veces afirmando que el propio Serra era abusivo, pero los defensores de Serra dicen que el sacerdote era en realidad un defensor de los nativos y un defensor de los derechos humanos. Señalan que a menudo se encontró en desacuerdo con las autoridades españolas por el trato a los nativos, y el gran dolor de las comunidades nativas por su muerte.

06 julio 2020, 15:15