Buscar

Vatican News
2019.09.24 Foto di archivio dell'Amazzonia-fonte: Julio Caldeira/REPAM Foto de archivo-fonte: Julio Caldeira/REPAM 

Pueblos indígenas vulnerables a pandemia por pobreza y desnutrición

Desde San Borja, en el Vicariato de Reyes, la hermana Digna Lucia Pauta, Misionera Laurita, comparte la situación que viven los pueblos indígenas Chimanes, lamentando la vulnerabilidad a la que se encuentran expuestos por la marginación, la pobreza, la desnutrición y la falta de atención.

La periodista Micaela Díaz, relata el testimonio de la hermana Digna Lucía Pauta. La religiosa trabaja pastoralmente en el Vicariato de Reyes, en Bolivia. Como en otros muchos casos, la atención a los indígenas no constituye una prioridad para los Estados.

Entristece la marginación que sufren los pueblos

La situación actual que estamos viviendo es preocupante hay temor y alarma en la población frente a la pandemia, las noticias de Trinidad nos sitúan en actitud de alerta, vemos con tristeza lo que está sucediendo a pocas horas de nuestras poblaciones y eso llena de temor a los diferentes pueblos del vicariato. Dejándose llevar por el miedo, algunos pobladores tienen actitudes de rechazo a las personas que van llegando desde fuera y deben cumplir aislamiento. Rechazo en el hecho de no quererlos cerca, eso también es triste, es preocupante.

Por otra parte, algunos pobladores que vienen de otros departamentos o de otros países están burlando las trancas que, también es una situación peligrosa.

La necesidad crece en medio de la cuarentena

La cuarentena fue positiva porque evito los contagios en nuestra jurisdicción, pero muchas familias viven al día y han sido duramente afectadas por esta situación ya que, no tienen la posibilidad de trabajar y llevar el pan a la casa. Si bien es cierto el bono del gobierno y las ayudas de algunas instituciones están llegando no es suficiente, porque eso se va terminando y la necesidad va creciendo.

La realidad en cuestión de salud es crítica

Los hospitales no cuentan con lo básico para la atención y menos para hacerle frente a esta pandemia, hay noticias de que médicos son designados a diferentes partes del Beni, que hay dotación de algunos insumos, pero es muy limitado. Hace falta una mayor y efectiva inversión en salud en políticas de salud, desde el gobierno nacional y los gobiernos locales, hace falta prepararnos mejor para hacer frente a este virus, a esta pandemia cuando haya contagios en nuestras poblaciones.

EL Vicariato de Reyes tiene un solo enfermo con Coronavirus

Por el momento dentro de la jurisdicción del vicariato de Reyes hay un contagio y éste caso positivo pertenece a San Borja. El sector salud se muestra optimista porque este caso fue descubierto a tiempo y no hubo más contagios, así lo reflejan las pruebas realizadas a quienes que se les consideraba en cierto momento personas sospechosas.

Los pobres son los más afectados

Los más afectados serán los pobres, ya que no tiene buena alimentación y esto hace que no tengan buenas defensas que su sistema inmunológico esté débil y sean más propensos al contagio a una enfermedad grave, e incluso a perder la vida dentro de esta población vulnerable.

El Vicariato de Reyes, tiene seis pueblos indígenas, seis naciones indígenas, la situación de pobreza, de desnutrición, la falta de atención de las autoridades, la marginación, hace que sean una población altamente vulnerable. Las distancias grandes que hay entre varias de las comunidades indígenas y los centros poblados, es también un factor en contra, ya que si alguien es contagiado va con el virus allá y se enferma en su comunidad, ¿quién lo va a ir a asistir, ¿quién lo va a llevar hasta el centro de salud?, y esto de que él o ellos tengan enfrentar solos este virus. Lo que representará es que estos números de contagio vayan creciendo rápido dentro de la misma familia, dentro de la misma comunidad.

Iglesia misionera solidaria

A nivel de iglesia, de acuerdo a las posibilidades, hemos tratado de asistir a las personas más necesitadas en algunas parroquias, por iniciativa de los misioneros se ha llegado a varias familias con lo básico en alimentación, en útiles de aseo. En otros lugares, las parroquias en coordinación con otras instituciones han podido brindar ayuda humanitaria. Los misioneros hemos contribuido y continuamos contribuyendo también a que la información llegue a más personas en los lugares lejanos, alejados. Ayudamos y procuramos también la concientización de las familias de las personas, para que seamos responsables cada uno con el cuidado con el distanciamiento, con las medidas que nos dicen desde el gobierno y desde el Ministerio de Salud.

Dios no nos abandona, Dios está con nosotros, confiemos en Él plenamente  

Mi mensaje a la población es que no nos dejemos ganar del miedo, del temor, tengamos una actitud positiva, son tiempos difíciles, de incertidumbre, pero también son tiempo que nos deben llevar a ser más humanos y mejores creyentes. Dios no nos ha abandonado, Dios está con nosotros, confiemos en él plenamente, fortalezcamos nuestro espíritu, fortalezcamos la vida familiar y pongamos todo de nuestra parte, para cuidarnos siendo responsables y cumpliendo a cabalidad las indicaciones que nos dan las autoridades.

Retomando las palabras del Papa Francisco que nos recuerda que todo está conectado, la pandemia tiene que ver con el deterioro de nuestra casa común, con el sistema excluyente que hay. Pensemos y descubramos cómo podemos aportar cada uno cada persona para que todos vivamos con dignidad y en solidaria fraternidad y nuestro mundo sea más justo y sostenible. Que Dios y la Virgen María nos bendigan y nos concedan esa fortaleza y esa fe que necesitamos.

05 junio 2020, 15:22