Buscar

Vatican News
Se estima que 2.8 millones de mujeres embarazadas y bebés mueren cada año, o 1 cada 11 segundos. Se estima que 2.8 millones de mujeres embarazadas y bebés mueren cada año, o 1 cada 11 segundos. 

Se estiman 116 millones de partos a la sombra de la pandemia de COVID-19

Según el último comunicado de UNICEF, las mamás embarazadas y los niños nacidos durante la pandemia de COVID-19 están amenazados por los débiles sistemas sanitarios mundiales y las interrupciones en los servicios sanitarios.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

La ONG Unicef lanza hoy un llamamiento urgente a los Gobiernos y profesionales de la salud para que sostengan los servicios salva-vidas. Lo hace en nombre de las madres de todo el mundo, para que ninguna sea excluida de recibir los chequeos prenatales y una asistencia calificada para el parto, así como servicios de atención posnatal y atención relacionada con COVID-19, si fuera necesario.

Además piden que se aseguren que todas las medidas de prevención y control de infecciones se implementen en los centros de salud durante el parto y que se les permita a los trabajadores de salud llegar a las mujeres embarazadas y a las nuevas madres a través de visitas domiciliarias, alentando a las mujeres que viven en zonas remotas a utilizar las casas de espera para madres y utilizando estrategias móviles de salud para las tele-consultas. Además, exigen que se capacite y equipe a los trabajadores de la salud con kits de parto estériles para ayudar a los partos en el hogar, donde las instalaciones de atención médica están cerradas.

Se prevén 116 millones de partos durante la pandemia

En vista del Día de la Madre, reconocido el segundo domingo de mayo en más de 128 países, UNICEF recuerda que el número estimado de niños que nacerán a la sombra de la pandemia de COVID-19 es de 116 millones. “Se espera que estos bebés nazcan dentro de las 40 semanas del COVID-19, que actualmente está probando severamente los sistemas de atención médica y las cadenas de suministro médico en todo el mundo" ha dicho el Presidente de UNICEF Italia, Francesco Samengo. De hecho, las nuevas madres y los recién nacidos serán recibidos por realidades difíciles – ha continuado Samengo –  que incluyen medidas de contención global como aislamiento y toque de queda, centros de salud sobrecargados de esfuerzos de respuesta, escasez de suministros y equipos, y la falta de un número suficiente de matronas para asistir al parto, dado que los trabajadores de la salud, incluidas las matronas, han sido reasignados para tratar a pacientes con COVID-19”.

Principales países donde nacerán estos bebés

Los países con la mayor cantidad de nacimientos esperados en los 9 meses posteriores a la declaración de pandemia son: India (20.1 millones), China (13.5 millones), Nigeria (6.4 millones), Pakistán (5 millones) e Indonesia ( 4 millones). La mayoría de estos países tenían altas tasas de mortalidad neonatal incluso antes de la pandemia, pero los efectos de la pandemia por COVID-19 podría provocar un aumento de los niveles de mortalidad.  De hecho, antes de la pandemia de COVID-19, se estima que 2.8 millones de mujeres embarazadas y bebés mueren cada año, o 1 cada 11 segundos, principalmente por causas prevenibles.

En los países más ricos también se están viendo afectados por esta crisis. En los Estados Unidos – el sexto país en términos de nacimientos previstos – se espera que nazcan más de 3,3 millones de bebés entre el 11 de marzo y el 16 de diciembre.

07 mayo 2020, 12:35